‘No chillaré al dejar la Mesa Directiva’: Zambrano

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente saliente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, aseguró que haber presidido ese órgano parlamentario y el Congreso de la Unión fue una experiencia que llevará “clavada en el alma”, pero no por eso “chillará como otros hacen” al dejar o anhelar el puesto.

A escasos días de entregar la estafeta a los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN), en particular la actual vicepresidente Javier Bolaños, Zambrano Grijalva dijo que disfrutó completamente la experiencia y fue afortunado al contar con el acompañamiento y el apoyo de “todo mundo”.

“En que yo deje la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, no voy a chillar como otros hacen, no yo, la disfruté  en el sentido más amplio de la palabra, es decir, me sentí muy a gusto, muy contento”, dijo, sin hablar expresamente del conflicto interno en el PAN, donde los interesados en ocupar el puesto que él dejará el próximo 31 de agosto se pelearon, acusaron e incluso lanzaron insultos.

Al ofrecer una comida a los medios de comunicación acreditados, el legislador de izquierda aseguró que en todo momento trató de cumplir con sus obligaciones y aplicar el reglamento, pero procuró ser flexible a fin de dar cabida y espacio de expresión a todas las voces.

Recordó que por ello recibió reclamos, pero consideró que en todo momento sacó adelante la conducción en el recinto, incluso en episodios ríspidos y difíciles, como cuando un diputado de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pretendió agredirlo.

Aseveró que logró fincar una relación estrecha con todos sus compañeros de curul; así como con los representantes de los medios de comunicación, con los que convivió y prácticamente “vivió” en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Remarcó que disfrutó en toda su amplitud la experiencia de dirigir los trabajos parlamentarios, hizo lo que estuvo a su alcance y con el apoyo de todo su equipo de trabajo, así como del personal de la Cámara, por lo que aclaró, nunca se creyó “el chinguetas” de San Lázaro.

“A todas y en verdad a todos muchísimas gracias porque este es un trabajo de equipo. Yo digo que soy un gregario por convicción, por formación, yo no soy el que dice ‘ay, lo hice yo esto porque soy un acá, un chinguetas como se dice coloquialmente’. No, cada quién hace lo que puede, lo que está a su alcance y todo se hace porque es resultado de un trabajo de todas y de todos.

En cuanto a lo que hará una vez que entregue el cargo, el legislador subrayó que desde el lugar que se le asigne en el grupo parlamentario, seguirá cumpliendo sus responsabilidades y procurará contribuir a mejorar la situación del país, que advirtió, enfrentará un año 2017 más complicado que este 2016.

De buen ánimo, el perredista incluso compartió con la prensa acreditada una receta para preparar machaca de manera tradicional o al estilo Sonora, como en su tierra natal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.