Por actos vandálicos solicita Congreso 1 mil 600 millones para empresarios

 

Jaime Guerrero

OAXACA, Oax.  La Legislatura local, solicitó al Congreso de la Unión, etiquetar 1 mil 600 millones de pesos a través de un programa de saneamiento financiero para las micro, pequeñas y medianas empresas de Oaxaca, que han sido afectadas por las acciones vandálicas e ilegales de grupos afines a la Sección 22, y que se agravaron con el enfrentamiento entre el magisterio y la Policía Federal en el municipio de Nochixtlan el 19 de junio.

Los diputados y diputadas  locales, argumentaron que las acciones radicales del movimiento magisterial, provocó que todas las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de Oaxaca, se vieron afectadas y se dieron de baja ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) a partir del 19 de junio del año en curso, así como a las MiPyMes  que no cerraron y que tienen continuación de operaciones en el SAT con más de un año de antigüedad al 19 de junio de 2016.

Ese esquema es similar al instrumentado por el gobierno del estado, la Secretaría de Economía y Nacional Financiera, a través del Esquema de apoyo para la Reactivación Económica en el Estado de Oaxaca 2011, con una cobertura de 1 mil 300 millones de pesos que se distribuyeron en todo el estado a micro, pequeñas y medianas empresas, así como personas físicas con actividad empresarial que cumplieron y presentaron en tiempo y forma los requisitos.

También en el 2013 hubo un esquema 997 millones 47 mil 181.99 pesos.

Para el ejercicio fiscal 2017, la LXII Legislatura, urgió un programa emergente,  para el rescate de los pequeños y medianos comerciantes, hoteleros y restauranteros del centro histórico de la ciudad de Oaxaca, y en general en todo el estado.

Cabe señalar que los programas emergentes son viables solo cuando se trate de las micro, pequeñas y medianas empresas legalmente constituidas, afectadas en sus instalaciones, maquinaria, equipo o áreas de trabajo o sus insumos, a consecuencia de un fenómeno natural o de una emergencia ocurrida en las zonas geográficas con declaratoria de emergencia y/o declaratoria de desastre natural emitida por la Secretaría de Gobernación y publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Al justificar la petición de 1 mil 600 millones de pesos, argumentaron que las afectaciones representan el cierre de negocios, la pérdida de empleos, el sostenimiento de las familias, la seguridad en las calles de Oaxaca,  la identidad y reconocimiento como oaxaqueños, y la cohesión social.

Los diputados locales también pidieron que se exente de impuestos sobre la renta, impuesto al valor agregado, entre otros a comerciantes, artesanos, hoteleros y restauranteros afectados durante el movimiento magisterial que se vive en el estado, “a fin de que los mismos puedan cumplir con el pago de salarios a trabajadores de este gremio”.

Estos exhortos fueron propuestos por el diputado del PRD, Jaime Bolaños Cacho Guzmán respaldado por el legislador Sergio Bello Guerra.

De su lado, el diputado del MC, Ericel Gómez Nucamendi, presentó un Punto de Acuerdo para omitir el impuesto sobre nómina a las empresas, a fin de ayudar a superar la crisis económica generada por el movimiento magisterial y social.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.