Advierte DDHPO el aumento de niños asesinados por delitos

Los niños han sido víctimas de delitos de alto impacto en Oaxaca

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.-La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) advirtió el aumento de niños víctimas de delitos de alto impacto, como el ocurrido la semana pasada cuando un chico de 10 años fue ejecutado junto con  un  adulto de 42 años en un paraje de Pinotepa de Don Luis, en la región de la Costa.

El visitador general Juan Rodríguez adelantó que la Visitaduría Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes prepara un primer informe que abordará esta problemática que aumenta en varias regiones del estado.

“La muerte de los y las menores de edad son invisibles para el Estado a partir de que se les “cosifica”, al considerarlos como los “daños  colaterales”; los niños y las niñas son revictimizados al incluirlos en el mismo expediente de los adultos, consideró.

Las autoridades revelaron que las dos víctimas, localizados en el paraje Yutandiata, presentaban varios impactos de bala, incluido  el “tiro de gracia”.

Para  Rodríguez Ramos  las corporaciones políticas locales y estatales –una vez más- violentaron los protocolos de actuación y protección de la víctima, al exponer a la prensa el cuerpo del niño en un charco de sangre y proporcionar el nombre del menor y del adulto.

“La exposición del cadáver lleva un propósito mercantil, para la venta del producto (periódico), pero no aporta a la reflexión colectiva del aumento de delito de alto impacto y los efectos en la infancia”.

De acuerdo con la indagatoria de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), las víctimas fueron identificadas, y aparentemente eran familiares.

Los deudos de ambas víctimas exigen que se investigue el doble crimen y se castigue a los responsables.

14352495_560306227486440_3118611923224009056_o

Al arranque del presente año, el 29 de enero, Juan Alberto Pano Ramos de 24 años y Alba Isabel, de 17, fueron atacados a balazos junto con el supuesto jefe de narcomenudistas, en el centro de Pinotepa Nacional.

Juan Alberto, corrió con su bebé de 9 meses,  pero fue ejecutado en vía pública.

El niño quedó en medio de sus padres, boca abajo. Sin vida.

La imagen del crimen del bebé indignó a los usuarios de redes sociales, y algunos lo compararon con  lo ocurrido en Siria,  en enero de 2015, cuando el cuerpo del niño, Aylan Kurdi,  de tres años, apareció luego de que la pequeña balsa de plástico naufragó en camino a Grecia; exponiendo la crisis migrante en Siria al resto del mundo.

La madrugada de pasado 21 de julio, un niño y sus padres fueron asesinados cuando se encontraban en su casa en el municipio de Juchitán, Oaxaca.

El  hombre adulto fue decapitado, mientras que el menor de 11 años de edad y su madre fueron baleados.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.