Exhibe MUPO la fuerza del color

Redacción

OAXACA, Oax. Cinco exposiciones que muestran la fuerza del color y la composición, el uso del espacio y la originalidad, se presentan desde el sábado en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) que festeja 11 años de su creación y la vocación de ofrecer un espacio abierto al desarrollo contemporáneo de las artes plásticas y gráficas en la entidad.

Sobresale la exhibición la selección de obras de unos 48 participantes de la Quinta Bienal Nacional de Artes Gráficas, Shinzaburo Takeda.

Entre los autores de estas obras destaca Iván Bautista, Irving Herrera, Edith Chávez, Francisco Monterrosa, Michéle D´Argent, Alán Altamirano, Felix Monterrosa, Jorge Noguez, Carlos Castañeda, Javier Arjona, Alberto Cruz, Salvador Sotto, María Luisa Estrada y Paulina Uribe, por mencionar algunos.

Las obras de  12 artistas de China (país invitado a esta Bienal)  son también parte de lo que los asistentes pueden encontrar en el MUPO, los artistas orientales presentan su propuesta gráfica, la cual combina la técnica tradición con formas contemporáneas de expresión.

Génesis del pintor istmeño Víctor Cha´ca, recibe a los asistentes;  piezas hechas en cerámica, con forma primigenias dan cuenta de esa visión del principio del mundo que para la gente de nube como Víctor Cha´ca se entiende como Bini layú “La semilla del universo” y dice: “Génesis es un pájaro que canta todas las voces del mundo, eres tú, somos todos”.

En la sala contigua una propuesta al uso del espacio, del objeto y de la textualidad como elementos de encuentro en torno al arte visual.

En esta muestra se presentan trabajos de Spencer Farías, Andrea Medina Rodríguez, Reyes Hernández Cruz, Alejandro Escobarave, Julio Villavicencio, Guadalupe Salgado, Julio García Aguilar, Nelson Medina, Jesús Flores, Jou Morales, Mario Acosta, Rubén Ojeda    y Max Mejía.

Tierra y fuego de Claudio Jerónimo, exhibe el contraste; cerámicas que parecen plantadas en la tierra, algunas con formas de esporas que retoman los colores y texturas naturales, mientras que otras con su característico brillo nos remiten al mundo submarino y a las formas originales del universo.

La primera compilación de imágenes de  Alfonso Barranco titulada La superficie es plana, propone en un muro un discurso que desde lo cotidiano coincide con el espectador y en otra pared, paisajes iconográficos con figuras que desafían a la forma.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.