Resguardará INAH historia de Oaxaca de 1873 a 1923

Alonso Orihuela, secretario de Cultura y Fernanda Camacho, restauradora del INAH

Nuvia Mandarín

OAXACA, Oax.  Conformado por 144 acervos bibiliográficos del historiador Manuel Martínez Gracida, originario de Ejutla de Crespo, el perfil de Oaxaca de 1873 a 1923, una serie de documentos y bibliografías sobre cultura, patrimonio, recursos naturales, economía, personajes ilustres, lingüística, historia, etnografía y arqueología, serán resguardados a partir de este martes por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Después de casi 30 años de que el Acervo Documental Manuel Martínez Gracida tuviera una protección precaria, hoy se entregaron los certificados de inscripción que incluyen a esta obra que se encuentra en la Biblioteca Pública Central Margarita Maza de Juárez en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas Históricas del INAH.

Alonso Aguilar Orihuela, secretario de Cultura y las Artes de Oaxaca, señaló que este acto cultural es histórico, ya que pretende proteger de manera adecuada este acervo, para difundir el patrimonio del estado.

“Pasaron décadas sin que este acervo fuera protegido. Este es el inicio formal y académico de una serie de oportunidades y posibilidades para difundir la obra de un porfirista sumamente destacado y que quiso a Oaxaca”, apuntó el secretario.

Cabe resaltar que algunas de las descripciones han adquirido el carácter de original, pues sitios, objetos y pueblos ya desaparecieron.

Por su parte, Efraín Velasco Sosa, director de la Biblioteca Pública Central, indicó que en el acervo también está parte de la identidad de la biblioteca, porque lo trajo la maestra Arcelia Yañiz cuando se fundó.

“Aun cuando parte de su obra en encuentra en bibliotecas del país y el extranjero, la mayoría se localiza en la Sala de Asuntos y Temas Oaxaqueños de la Biblioteca Pública Central”.

En tanto Fernanda Martínez Camacho, restauradora del Centro INAH Oaxaca, refirió que se trata de libros y notas manuscritas, así como información no procesada en espera de que investigadores que puedan darle una interpretación sobre lo que fue Oaxaca.

Además dijo que con todo este material se puede ayudar a la digitalización de la información, para que todas las personas puedan acceder a ella.

Asimismo señalaron que con este registro también pueden notificar a la Interpol sobre la extracción o tráfico de documentos que pertenecen a Oaxaca, ya que se ha encontrado arte sacro de Oaxaca de los siglos XVI y XIX en casas de subasta de origen norteamericano y europeas en la Ciudad de México.

Finalmente reconocieron el trabajo del bibliotecario Genaro Javier Rodríguez, quien dijeron, ha sido un custodio férreo de este acervo por más de 30 años.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.