Funcionario del IEEPO sufre infarto tras ser despedido

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- Al recibir la notificación de su despido, Max Arturo López Hernández, director de la Unidad de Educación Secundaria del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) sufrió dos infartos, siendo ingresado al Hospital de Especialidades del estado donde está reportado como grave, denunciaron compañeros de trabajo del funcionario y académico.

A través de una carta enviada a la prensa ayer por la noche, el personal de confianza de la institución informó que los hechos se registraron en las oficinas provisionales del IEEPO donde el nuevo subdirector General de Servicios Educativos, Abel Zapata Dittrich, “humilló” al  doctor en Ciencias Políticas y Humanidades, y después lo corrió.

“La noticia inesperada provocó que López Hernández se desvaneciera de forma instantánea debido a un paro cardiaco”, refirió la denuncia.

“El Maestro fue trasladado de emergencia  al Hospital de Especialidades, en el municipio conurbado de San Bartolo Coyotepec, para su atención médica. Posteriormente, sufrió un segundo infarto que lo coloca al borde de la muerte”.

405437_452235104797536_2018589884_n

Max Arturo López Hernández, quien se desempeñaba como director de la Unidad de Educación Secundaria desde octubre del 2015, fue uno de los primeros funcionarios designados por la dirección del IEEPO, sin filiación sindical.

Es licenciado en Economía, maestro en Ciencias Sociales y en Política Pública comparada, tiene una Especialidad en Política y Gestión Educativa, y cuenta con el doctorado en Ciencias Políticas y Humanidades. Fue subsecretario de Educación Básica en el estado de Guerrero y profesor titular “B” en la Universidad Autónoma de Guerrero.

Según la misiva, el funcionario que lo despidió, Zapata Dittrich, tomó el cargó en junio pasado en medio del conflicto magisterial de la  Sección 22 del SNTE con los gobiernos federal y estatal; es parte del equipo del nuevo director del IEEPO, el mexiquense, Germán Cervantes Ayala.

Zapata proviene del estado de Yucatán, donde cursó la carrera de ingeniero industrial químico, pero emigró al estado de Campeche.

“De acuerdo con la prensa yucateca, siendo director del Instituto Tecnológico de Mérida,  Zapata Dittrich, dejó el cargo luego de quedar evidenciado por ostentarse con el titulo académico de doctor, sin haber cumplido con los créditos ni curricula”, concluyó la carta.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.