Urge Congreso a Murat atender a daminificados de la Cuenca

Sexagésima Tercera Legislatura

Jaime Guerrero

OAXACA, OAX. La Sexagésima Tercera Legislatura exhortó al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa para que a través de la Secretaria General de Gobierno, el IEEPO, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Caminos y Aeropistas, la Coordinación Estatal de Protección Civil y la Secretaría de Desarrollo Social y Humano del gobierno del estado tomen acciones urgentes que permitan atender y aminorar las graves consecuencias de las inundaciones que se han presentado en la región de la Cuenca del Papaloapan.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del estado, Irineo Molina Espinoza refirió que por las constantes lluvias en la entidad, principalmente en la Cuenca del Papaloapan, han derivado en el desbordamiento de sus afluentes, ocasionando inundaciones y deslaves en diversos municipios y comunidades, sobre todo en aquellos situados en los márgenes de la presa Cerro de Oro y las vertientes de los ríos Papaloapan y Valle Nacional.

La frecuencia de esos hechos naturales en esa región, han afectado el desarrollo de las localidades y de los municipios en general, aunado a que la Administración no aplica programas de prevención o de protección civil oportunos para salvaguardar la vida y el patrimonio de las personas.

Molina Espinoza, citó la tromba registrada la noche del pasado 28 y 29 de septiembre, o el sucedido el pasado 15 de diciembre, cuando una torrencial lluvia desbordó el rio Valle Nacional, afectando directamente a la comunidad de 3 Marías.

Mientras que el desbordamiento del río de San Felipe Usila, ha ocasionado severas afectaciones a los cultivos de este municipio, cuyos daños se extienden también al municipio de Tuxtepec y en Jacatepec ha habido afectaciones a su puente vehicular.

Molina Espinoza, refirió que las consecuencias provocadas por una inundación son diversas, van desde la destrucción de una vivienda hasta la escasez de alimentos, pasando desde luego por el daño a las cosechas y en su mayoría la pérdida de los cultivos, lo que genera el encarecimiento de los alimentos, afecta las vías de comunicación, e impide el desarrollo cotidiano de las actividades productivas y laborales de la población.

Así mismo, la contaminación del agua potable es un riesgo potencial para las personas, ya que favorece las enfermedades estomacales y cutáneas, afectando considerablemente la salud pública.

Por ello, urgió a las instancias del poder público, a establecer acciones contundentes para asegurar a las personas damnificadas el derecho a disponer de alimentos de forma adecuada y suficiente, así como de vivienda digna, educación y salud, y gestionar la aplicación inmediata de los recursos del Fondo Nacional para los Desastres.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.