Analizan a infantes obesos para detectar daño renal

Notimex

GUADALAJARA. El Servicio de Endocrinología de la Unidad de Alta Especialidad (UMAE) de Pediatría y el Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO), ambos del IMSS en Jalisco, realizaron un estudio para evaluar la prevalencia de daño renal temprano en pacientes pediátricos con obesidad.

El estudio señaló que “la obesidad es factor de riesgo para diabetes, hipertensión, síndrome metabólico y otras comorbilidades que contribuyen al desarrollo de la enfermedad renal crónica (ERC)”.

“Sin embargo, agregó, existe poca atención a la relación entre el peso corporal aumentado y las alteraciones renales tempranas”.

El grupo de especialistas indicó que dicho trabajo tuvo como metodología la evaluación de la función renal por determinación de filtración glomerular y microalbuminuria en pacientes pediátricos diagnosticados con obesidad y atendidos en el nosocomio.

Se trata de un estudio transversal que incluyó a 79 pacientes de 6 a 16 años de edad, todos de la Clínica de Obesidad de la UMAE de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A todos ellos se les realizó un tamizaje que incluyó estudios de presión arterial (sistólica y diastólica), medición de triglicéridos y colesterol en sangre, de ácido úrico, glucosa sérica, urea, creatinina e insulina, entre otros parámetros.

La edad media de las y los pacientes estudiados fue de 12.8 años de edad; 51 por ciento (41) fueron del sexo femenino.

Entre las comorbilidades encontradas al momento del tamizaje, se halló la hipertensión arterial en un ocho por ciento de los pacientes; hipercolesterolemia en un 40. 5 por ciento, y un 5 por ciento aproximadamente presentó alteraciones de glucemia en ayunas.

En conclusión, en el 7. 5 por ciento de los pacientes se detectó lesión renal temprana.

Con base a este estudio y sus resultados, los investigadores destacaron la importancia de realizar tamizajes para evaluar la función renal en pacientes pediátricos.

También en personas adultas con obesidad, dado que la enfermedad renal crónica suele ser asintomática en sus inicios y progresiva si no se realizan cambios en el estilo de vida.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.