Salud mental de venezolanos es afectada por crisis e inseguridad

Foto: Manifestaciones en Venezuela por falta de dinero / Agencias

Notimex

CARACAS. La crisis económica, la falta de alimentos y la inseguridad personal que se padece Venezuela han desencadenado una serie de trastornos en la salud mental de sus habitantes, asegura el psiquiatra Ramón Suárez.

“La consulta de pacientes que refieren sentirse deprimidos y sin esperanza de que las cosas puedan cambiar para bien del país se ha incrementado en más de 60 por ciento”, precisó Suárez, ex director del Departamento de Psiquiatría del Hospital Vargas de Caracas.

En conversación el especialista dijo que las personas que acuden a su consulta revelan que se sienten sumamente angustiadas por la falta de alimentos en sus hogares, así como de la imposibilidad de adquirirlos porque en ninguna bodega o supermercado se consiguen.

“Por otra parte el temor a ser víctimas de un atraco o un homicidio acompaña a muchas personas en su diario quehacer, desde que salen de su hogar, hasta que regresan del trabajo. Viven una paranoia constante, debido a que la inseguridad cobra más vidas cada día”, advirtió.

Refirió que los atracos, los homicidios y los secuestros han aumentado y enfatizó que “es difícil explicar el motivo de tanta violencia, lo cierto es que los hechos evidencian que la criminalidad ha ganado terreno, especialmente por la ausencia o complicidad de la policía.

“A la ansiedad y angustia por la dramática situación que vive el país, se ha unido el factor miedo. El venezolano siente mucho temor por la violencia criminal, la escasez de medicinas, la carencia de comida y el cierre técnico de los principales centros de salud del Estado”, sentenció.

Suárez resaltó que la “depresión blanca” que padecen los venezolanos a diferencia de la depresión melancólica –en la que los sujetos presentan síntomas manifiestos como aislamiento, insomnio y falta de apetito– permite a las personas aparentar que se encuentran bien.

“Es decir, realizan su trabajo, asisten a lugares, pero por dentro sienten un vacío terrible, un sinsentido, una inmensa frustración, lo cual es preocupante porque puede pasar desapercibido para su entorno familiar y social, al no exteriorizar tales síntomas”, diagnosticó.

Detalló que los ansiolíticos y antidepresivos, ayudan un poco a bajar el nivel de ansiedad, ya que aumentan los niveles de serotonina, de adrenalina o dopamina, que son unos neurotransmisores que disminuyen cuando la persona está deprimida, pero no solucionan el problema.

El psiquiatra dijo finalmente que el sicoanálisis es una herramienta que se viene utilizando para estudiar el impacto sicológico de los fenómenos sociales y médicos que se dan hoy día en toda América Latina, como consecuencia de las crisis económicas y el auge de la violencia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.