Trump amenaza ahora a GM por fabricar en México

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este martes con imponer un “gran impuesto fronterizo” a la automotriz General Motors por fabricar su modelo Chevy Cruze en México.

“General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Háganlo en EEUU o pague un gran impuesto fronterizo!”, publicó Trump en un mensaje en Twitter.

Las acciones de GM caían un 1 por ciento en operaciones previas a la apertura del mercado luego del mensaje de Trump.

General Motors respondió en un comunicado que fabrica el modelo Cruze sedán en Lordstown, Ohio, y que todos los vehículos de ese modelo que se venden en Estados Unidos proceden de esa planta.

La empresa dijo además que construye el modelo Cruze hatchback para mercados globales en México y que sólo un pequeño número se vende en Estados Unidos.

En noviembre, GM dijo que tenía previsto despedir a comienzos del 2017 a 2 mil empleados de dos plantas en Estados Unidos, incluyendo la de Lordstown.

GM planeaba fabricar el Cruze hatchback en México pero continuar con el sedán de esa línea en Ohio, según fuentes entre los proveedores.

El cambio es parte de una tendencia más amplia entre las “tres grandes” automotrices de Detroit para producir automóviles más pequeños para el mercado norteamericano en México, en un intento por bajar los costos laborales, y usar a trabajadores estadounidenses, a quienes se les paga más, para fabricar camiones, vehículos utilitarios y modelos de lujo, que son más redituables.

En diciembre pasado, la automotriz Ford desafió las amenazas de Trump y confirmó que seguirá con su plan de mudar la producción de vehículos compactos a una planta en San Luis Potosí, a lo que se opone el magnate.

El 18 de noviembre, Trump presumió sobre una llamada con Bill Ford -el presidente ejecutivo de Ford y descendiente del fundador- en la que aseguró, sin bases, que había convencido a Ford de no trasladar una planta de Kentucky a México, algo que sin embargo nunca estuvo en los planes de la compañía.

Trump ha amenazado en varias ocasiones a las empresas estadunidenses para que no trasladen sus operaciones fuera de Estados Unidos pues de lo contrario enfrentarán un arancel de 35 por ciento a las importaciones.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.