Familia de joven quemada desconfía de autoridades

Joven fue quemada con gasolina en Matías Romero, en la región del Istmo/Foto: Roselía Chaca

*Exigieron que se aplique la justicia a Edgardo, el hombre que quemó a la mujer en Matías Romero

Citlalli López

OAXACA, Oax. Familiares de la joven que la madrugada del lunes fuera rociada con gasolina y quemada por su esposo Edgardo Romero Álvarez, exigieron protección para la familia y la aplicación de la justicia, pues dijeron sentir desconfianza de la actuación de las instancias oficiales por la colusión que existe de ministerios públicos, así como las corporaciones policiales con grupos de la delincuencia organizada.

Eloisa, quien es abuela de la joven que se encuentra grave en un hospital de Veracruz, señaló que el agresor pertenece a una banda dedicada a la venta de gasolina robada en Matías Romero.

Una vez cometido el crimen, Edgardo Romero, amenazó con hacer lo mismo con su hijo de tres años de edad, quien presenció la agresión contra su madre, una joven de 19 años de edad.

Eloisa, quien se desempeña como jefa del Servicio de Urgencias en el hospital de Matías Romero, relató que la madrugada del lunes alrededor de las 04:50 horas recibió a una nieta con quemaduras de segundo grado en todo el cuerpo. Ella había sido llevada por su pareja.

El marido dijo que se había incendiado con la estufa, pero Eloisa percibió un olor a gasolina. Anteriormente –dijo- ya les había llamado la atención porque les habían dicho que andaban en malos pasos, ya que vendían gasolina clandestina.

“A las 8:30 horas ya se había dado parte, él ahí andaba, mi hija le dio al federal de caminos el número de las placas donde andaba porque venden gasolina robada. Da hasta tristeza poner demanda en Matías Romero porque el Ministerio Público está corrompido, todas las autoridades que nos deben ayudar están corrompidas”.

Agregó que el joven “le cantó bien a su nieta, la encerró en el baño y le puso llave por fuera, le echó la gasolina y le prendió fuego, todavía cuando ella iba saliendo le aventó más gasolina, y ella en el afán de quererse apagar la ropa, rodó sobre el pasto y se resbaló, también tiene la rodilla fracturada”.

La abuela de la joven recibió a su nieta en silla de ruedas y ambas personas iban con olor a gasolina, en la camioneta llevaban al bebé. Luego de recibir a su nieta, Eloisa corrió a Edgardo del lugar y éste se llevó al niño de tres años.

La mujer presentaba quemaduras en vías aéreas, sin embargo pudo señalar que había sido amenazada por su pareja debido a que el procedimiento legal en casos como este es la notificación al Ministerio Público. La familia procedió a dar parte a las autoridades correspondientes, sin embargo no se presentaron.

El personal del hospital dio parte al Ministerio Público a las 05:00 horas, debido a las amenazas de quemar también al pequeño, la familia dio parte a la Policía Federal de Caminos y al Ejército, pero fue hasta las 10:00 horas cuando el Ministerio Público se puso en contacto con la familia.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.