Gasolinazo obliga a recortes, 100 meseros pierden empleos

Citlalli López

OAXACA, Oax. En lo que va del año el sector restaurantero de Oaxaca realizó ajustes en su plantilla laboral que significó el recorte de 100 empleos para sortear la crisis establecida a partir del primer gasolinazo del año.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) Oaxaca, Onésimo Bravo señaló que un nuevo aumento en el combustible podría representar más ajustes al personal.

Dentro de la industria restaurantera -destacó- el eslabón más débil son los meseros, de tal manera que van primero en la lista de despidos.

Recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aplazó la aplicación del gasolinazo que en un inicio estaba programado para el primero de febrero, posteriormente fue recorrido al cuatro de febrero y hasta la fecha se estima que será el 17 de este mes, así mismo se prevén los incrementos diarios en el combustible.

Onésimo Bravo estimó que en promedio algunos restaurantes en Oaxaca adheridos a la Canirac recortaron entre uno y hasta tres empleos ya que a pesar de que mantienen sus costos, la afluencia de comensales disminuyó debido al mismo efecto de crisis.

“En este primer mes hemos perdido cerca de 100 empleos por el incremento de los combustibles, por desgracia los meseros han sido los más afectados, porque muchos dependen de las propinas y no hemos tenido mucha afluencia de comensales”, declaró.

El sector empresarial -expuso- ha realizado un llamado al gobierno estatal para que a través de su conducto solicite al gobierno federal frenar los próximos incrementos tanto a la gasolina como al gas LP y a la luz eléctrica.

Según estimaciones de la Canirac a nivel nacional, en México los empresarios de esta industria tienen en promedio márgenes de ganancia del 20 por ciento, es decir, que, de cada 100 pesos de ingresos por la venta de alimentos, 80 los destinan a la adquisición de insumos para la elaboración de los platillos, pago de personal, rentas, entre otros.

El aumento en el precio de las gasolinas encareció el precio de los insumos de la industria restaurantera, pero hasta el momento éstos no han sido traducidos al precio de los platillos lo que ha provocado una reducción en sus márgenes de ganancia, indicó Onésimo Bravo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.