Perseguir Ciudades Santuarios no es útil: académicos

Notimex

LOS ÁNGELES. Hacer que inmigrantes indocumentados en Ciudades Santuario se sientan más vulnerables no sirve a ningún propósito público útil, aunque sea políticamente conveniente para el presidente Donald Trump, afirmaron académicos.

“Lo que se necesita es una reforma migratoria porque las Ciudades Santuario no son el problema”, consideró Wayne A Cornelius, profesor emérito de Ciencias Políticas en la Universidad de California en San Diego en una colaboración aparecida en Los Angeles Times.

En ella también opinaron Angela S. García socióloga de la Universidad de Chicago y autora de “Legal Passing: Navigating Undocumented Life and Local Immigration Law”, Monica W. Varsanyi, profesora asociada de ciencias políticas en el John Jay College of Criminal Justice y coautora de “Policía de Inmigrantes: Aplicación de la ley local en las líneas delanteras”.

“Dar santuario a los inmigrantes indocumentados no pone en peligro la seguridad pública”, aseguraron.

La orden ejecutiva de Trump que busca detener el financiamiento federal a las Ciudades de Santuario sostiene que la función principal de tales jurisdicciones es proteger a los “extranjeros criminales” de la deportación y advierte de una “amenaza de seguridad pública”.

Las denominaciones “Santuario” se han dado a 39 ciudades y 364 condados en Estados Unidos con políticas que limitan la participación de la policía local en el cumplimiento de las leyes federales de inmigración y con el propósito de aumentar la seguridad pública.

La orden ejecutiva de Trump efectivamente revive dos programas altamente polémicos que intentaron alistar a la policía estatal y local y a sheriffs en la aplicación de inmigración: el programa 287 (g) y comunidades seguras.

El programa 287 (g) delegó a la policía local y estatal y sheriffs para servir como agentes de inmigración y fue eliminado en los últimos años de la administración de Obama debido a los costos excesivos y la ineficiencia administrativa.

Comunidades seguras también fue eliminado durante el anterior gobierno ya que el programa fomentaba el perfil racial por parte de las autoridades locales.

Los responsables de mantener la ley y el orden creen que las Ciudades Santuario son una herramienta importante para garantizar la seguridad pública.

En un estudio publicado el año pasado por la Universidad de Chicago Press, “Inmigrantes policías: aplicación de la ley local en las líneas delanteras”, los investigadores entrevistaron a más de 750 jefes de policía y sheriffs en todo el país.

En estados sin importar partido en el poder una mayoría se opuso a programas como el 287 (g), expresó serias preocupaciones acerca de involucrar a sus oficiales en la aplicación de inmigración y dijeron que la aplicación de inmigración debe seguir siendo una responsabilidad federal.

Un estudio reciente encontró que en ciudades que se asociaron con Inmigración y Aduanas, los residentes indocumentados estaban nerviosos por ponerse en contacto con la policía.

En particular, la mayoría de los entrevistados concedió una alta prioridad a la obtención de la confianza de los inmigrantes. Informaron que en lugares donde la policía local había participado en la aplicación de la ley de inmigración, los inmigrantes eran mucho más reacios a ponerse en contacto con la policía si eran víctimas o testigos de un crimen.

Una mayoría también dijo que involucrar a la policía local en la aplicación de inmigración erosiona significativamente esta confianza crítica.

Alrededor de nueve millones de personas son miembros de familias de “status mixto” que tienen miembros indocumentados y residentes legales.

Si la interacción con la policía puede resultar en arresto y deportación, esta población será reacia a reportar crímenes, hacer declaraciones oficiales a la policía o testificar ante un tribunal. Esto socava la seguridad pública para todos, no sólo para los inmigrantes, advirtieron.

La evidencia adicional proviene de otro estudio reciente, “Legal Passing: Navigating Undocumented Life and Local Immigration Law”, de la University of California Press, para el cual más de 100 inmigrantes indocumentados en el sur de California fueron entrevistados.

En las 21 ciudades y condados del santuario de la región, los residentes indocumentados estaban generalmente dispuestos a interactuar con la policía. Sus temores giraban en torno a posibles represalias por reportar actividades relacionadas con pandillas, no con la deportación.

Pero en las ciudades que se asociaron con la Inmigración y Aduanas, los residentes indocumentados estaban ansiosos por ponerse en contacto con la policía local.

Otra razón para el ataque de Trump a las Ciudades Santuario es que su existencia estimula la inmigración más indocumentada, pero no hay evidencia de tal efecto del imán.

Los inmigrantes indocumentados, como la gran mayoría de los inmigrantes en general, son atraídos a Estados Unidos por oportunidades económicas y por lazos familiares.

Algunos están huyendo de la violencia de pandillas y drogas. Ninguno de estos factores clave de la migración se debilitaría con la abolición de las Ciudades Santuario.

La retórica de Trump también presupone un fuerte vínculo entre los inmigrantes indocumentados y la delincuencia, pero la investigación muestra constantemente que los inmigrantes tienen menos probabilidades que los ciudadanos nativos de cometer crímenes, incluidos los violentos, se resalto.

En ausencia de una reforma migratoria integral las jurisdicciones de santuarios son una herramienta importante para mantener la seguridad pública.

Castigarlos fiscalmente e intimidar a sus alcaldes y ejecutivos del condado para que abandonen las protecciones de los inmigrantes sembrará el miedo entre las familias indocumentadas y mixtas, haciéndolas más reacias a invertir en hogares, negocios y educación.

Mientras tanto, muy pocos son propensos a “auto-deportar”. Dos tercios han estado viviendo en Estados Unidos por más de 10 años y no conservan ninguna base económica en sus países de origen, según una encuesta de 2015 realizada por el Pew Research Center.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.