Segego minimiza violencia política en Lo de Soto

San Juan Bautista Lo de Soto

Citlalli López

OAXACA, Oax. Un grupo de pobladores de San Juan Bautista Lo de Soto tomaron el Palacio Municipal y hasta ayer miércoles mantenían retenidos a integrantes de el Cabildo, encabezado por la presidenta municipal, Samantha Caballero Melo.

A través de esta acción, los habitantes exigen a la Secretaría General de Gobierno (Segego), resolver el conflicto postelectoral que ha derivado en la falta de recursos para el pago de servicios básicos como el alumbrado público.

El conflicto se originó cuando la Segego, en una acción que beneficiaba al síndico Pablo Anica Valentín, quien busca destituir a la presidenta para asumir él el cargo, acreditó a Nazario Bracamontes Clemente como tesorero de la población, aun cuando María Hernández Santiago ya había sido acreditada como tal para ser parte del equipo de la presidenta.

La duplicidad del cargo ocasionó que a casi dos meses del inicio de la gestión, el ayuntamiento no reciba recursos municipales.

“Lo que piden es que la Segego tome cartas en el asunto para resolver la problemática, porque no ha habido un interés de su parte, están de alguna manera avalando la violencia política que el síndico comete contra Samantha”, indicó Anabel López Sánchez, integrante del Colectivo Por la Ciudadanía de las Mujeres A.C.

Los pobladores instalados en comités demandaron la presencia de la Segego en Lo de Soto, para establecer una mesa de negociación y obligarlos a resolver el conflicto, pues aseguran que ha sido minimizado.

A falta de recursos para solventar los gastos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), amenazó con cortar el alumbrado público.

En agosto de 2015, Samantha Caballero Melo fue invitada a contender por la presidencia municipal de San Juan Bautista lo de Soto, Jamiltepec, Oaxaca, por el PRI. Realizó su campaña y resultó electa en la jornada electoral de 2016 que se llevó a cabo el 5 de junio.

El 18 de diciembre de 2016, Aldegundo Melo Anica, familiar del síndico municipal electo Pablo Anica Valentín, acudió a la casa de la abuela materna de Samantha Caballero Melo, para pedirle que convenciera a la presidenta municipal de dejar el cargo, pues si no lo hacía “iba a correr sangre”.

El 1 de enero, después de la toma de protesta como presidenta municipal, el síndico y los regidores de Obras, Hacienda y Educación, tomaron el Palacio Municipal, sellaron las puertas, cambiaron las chapas, se llevaron todos los vehículos, la ambulancia, el carro de volteo y las patrullas para orillar a la presidenta a dejar el cargo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.