Taxista intenta suicidarse tras humillación por beso

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- Después de que se difundió un  video casero donde un líder de una organización de taxistas del puerto de Salina Cruz obliga a un chófer a besar a otro, como condición para expedirle el permiso necesario para prestar este servicio, trascendió que el afectado intentó suicidarse.

Según las versiones divulgadas entre el gremio de los ruleteros de la zona porteña, localizada en la región del Istmo de Tehuantepec, refirieron que su compañero fue ingresado a un hospital supuestamente luego pretender quitarse la vida.

El automovilista es obligado por el sedicente líder a besar a otro hombre, aparte de un deposito de 35  mil pesos por el aparente permiso; posteriormente  sale a lavarse la boca y escupir con desagrado.

Los comentarios propagados entre los operadores del volante, mediante grupos de chats, coinciden que la aparición del video casero afectó la vida familiar y social de su colega, por lo que este fin de semana intento intoxicarse dentro de su taxi,  sin embargo, varios transeúntes dieron aviso a los paramédicos quienes le salvaron la vida.

Al parecer, el chófer estuvo en observación clínica en uno de los centros de salud del puerto, donde lo dieron de alta. Aunque las instituciones del sector salud, que incluye los hospitales  de Pemex y el de la Secretaría de Marina, ubicados en el puerto, fueron reservados respecto a los pacientes atendidos en la jornada de fin de semana.

De manera paralela, vía redes sociales, aparecieron otros  videos similares al primero, esto es, el dirigente Javier Córdoba “La Culebra” humillando a automovilistas besar a otros los  integrantes del gremio a cambio de un permiso. Al respecto la autoridad del sector trasporte reiteró que ningún particular ni gremio tienen esa facultad, únicamente el gobierno estatal, previo estudio de factibilidad.

En respuesta a la saga de videos, afines a Córdoba reconocieron  como una práctica común besarse entre ellos, al argumentar que se trata de besos amistosos, pues “somos una fraternidad”..

“No nos avergonzamos de nada, hay como 10 videos en donde nos estamos besando todos”, subrayaron.

En su momento Córdova Quevedo reconoció haber participado el día en que un chófer fue obligado a besar a otro, supuestamente para recibir una concesión para manejar un vehículo de pasaje.

En entrevista con ORO NOTICIAS, el  líder de taxistas de 73 años de edad, y 56 de ruletero  aceptó que en un principio avaló el “relajo”, aunque después “no me pareció”. Y, agregó, “tuve un poco de culpa porque no debía de haberlo  permitido”.

Negó que en su organización humille a las choferes necesitados, “esa ocasión, fue sólo una broma”, pero un día después sus allegados confirmaron que esto es una practica recurrente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.