Asciende a siete las víctimas por tormenta Beatriz

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- A 48 horas del paso de la tormenta tropical Beatriz por Oaxaca arroja un saldo funesto de siete personas fallecidas y una centena de localidades incomunicadas por los derrumbes de laderas que reclaman servicios básicos, alimentos y medicinas.

La Coordinación Estatal de Protección Civil (Cepco) reportó que 829 personas se refugian en 11 albergues, mientras autoridades civiles y militares se coordinan en proveerles insumos básicos. En el recuento de daños en las ocho regiones se reportó sólo dos – Sierra Norte y Cuenca- sin afectaciones.

Al Istmo de Tehuantepec arribó este sábado un tráiler de la Cruz Roja Mexicana con 25 toneladas de ayuda que entregarla entre las poblaciones afectadas.

En la franja costera,  la capitanía de puerto autorizó la salida de las pequeñas embarcaciones, aunque con restricciones; sin embargo, se prevé que se vuelva a cerrar el puerto por el pronóstico de más lluvias. Pescadores y prestadores de servicios turísticos sufrieron los estragos del mal tiempo, su actividad económica registra bajos ingresos.

Nau Silvestre Alonso Silva, presidente de San Juan Ozolotepec, requirió de manera urgente maquinaria para liberar el paso a la localidad, pues debido a las lluvias intensas, se encuentran aislados unas  cuatro mil personas.

En entrevista informó que las comunidades de San Andrés Lovene, Santiago Lapaguía y  Santa Catarina Xanaguía, asentadas en laderas, presentan daños en el 80 por ciento de su infraestructura física. Mencionó que su municipio está considerado como de alta marginación, es expulsor de mano de jornaleros al norte de México al carecer de ofertas de trabajo; dependen de la cosecha de café y siembra de maíz.

Confirmó el fallecimiento de Prisciliano Zárate Jiménez, de 60 años, sepultado por el talud que rodeaba  a su vivienda. Después de varias horas fue posible rescatar el cuerpo del habitante de Xanaguía.

Solicitó a Protección Civil el apoyo con despensas de la canasta básica, laminas, colchones, cobijas, herramientas como palas, picos, barretas, machetes, hachas, motosierras, entre otros; así como una brigada de los Servicios de Salud mismos que serán utilizados para atender a la población en general.

Reiteró que la población se mantienen incomunicada y sin energía eléctrica, varias casas presentan daños; las escuelas y templo católico del lugar quedaron con lodo, basura y agua al interior, al desbordarse los ríos.

De su lado, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) informó que este lunes 5 de junio se reanudarán las clases en todos los niveles educativos,  luego de que fueron suspendidas el pasado viernes como medida preventiva.

En un balance preliminar reportó seis escuelas afectadas, aunque reconoció quela cifra es superior lo que se confirmará en ell transcurso de los días. En ésta caso, subrayó, “donde no existieran las condiciones y las garantías de seguridad para la comunidad escolar, las autoridades brindarán las alternativas para continuar con las actividades escolares”.

Finalmente, la disidencia magisterial conformada por la membresía de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la  Educación (SNTE) anunció una colecta de víveres y medicamentos para apoyar en esta contingencia, a la vez que se propuso elaborar un registro de las comunidades más afectadas por región.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.