Citlalli López

OAXACA, OAX. Con 35 años de vida, la puesta en escena Donají, la Leyenda se ha convertido en ícono que gira en torno a la Guelaguetza. Cuando Fernando Rosales García la ideo y la colocó en el escenario nunca se imaginó el éxito y aceptación que lograría tener.

El maestro Rosales García, quien dirige el ballet folclórico de Oaxaca, precisa no obstante que Donají no es un obra que busque competir con la Guelaguetza, encuentro racial que une a todas las regiones del estado.

La puesta en escena -recuerda- siempre estuvo pensada para su realización en la Rotonda de las Azucenas; aun en contra de las críticas que auguraban un rotundo fracaso debido a que el espectáculo se presentaría por la noche del Lunes del Cerro, el tiempo demostró lo contrario.

“Diseñar un espectáculo así, es muy difícil, la organización, los presentadores, todo, pero logramos nuestro objetivo, nos conectamos con las personas”, declaró.

En aquella ocasión no fueron más de 150 personas, las que presenciaron el espectáculo, pero con el paso de los años Donají demostró la espectacularidad y el profesionalismo de los participantes en escena.

En esta ocasión serán 35 actores que representarán a las doncellas y guerreros, así como a los personajes principales de la historia.

De acuerdo con la leyenda, Donají sacrificó su vida para salvar al pueblo zapoteca, ya que se entregó como prenda de paz a los mixtecos y fue dada en casamiento al príncipe Nucano; en sueños su abuelo Ahuízotl le aconsejó que se liberara y al intentarlo es decapitada.

Mucho tiempo después, su cabeza fue hallada por un pastorcillo, que fue atraído por unos lirios que nacieron sobre los restos de la princesa Donají.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.