Rubén Vasconcelos Méndez, fiscal general de Oaxaca/Foto: Jorge Luis Plata
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez, señaló que los presidentes municipales de San Pablo y San Pedro Ayutla, Eliseo Martínez Villanueva; de Tamazulapam del Espíritu Santo, Faustino Anastasio Reyes, así como las autoridades agrarias de esas comunidades en la zona mixe, tienen responsabilidad en los hechos violentos del pasado 5 de junio, que por la disputa agraria que enfrentan sus habitantes, cobraron la vida de una persona y resultaron más de 10 heridos.

El abogado del estado, refirió que el día de los hechos violentos mantuvo comunicación con ambos ediles, y les advirtió que se incurría en delitos.

Vasconcelos Méndez, dijo que nadie se puede escudar, aun cuando se respetan las decisiones de las asambleas comunitarias.

El fiscal, evitó polemizar sobre el papel que ha jugado el exsecretario de Asuntos Indígenas, Adelfo Regino Montes, quien ha sido señalado de estar detrás del conflicto agrario; sin embargo dijo, que cuando tenga alguna información respecto a alguna responsabilidad lo dará a conocer.

Por lo pronto, informó que tres personas lesionadas por armas de fuego, no quieren presentar sus denuncias, sin embargo, se harán las investigaciones e iniciar las carpetas de investigación de oficio.

En el caso de los cuatro policías retenidos, indicó que ya presentaron sus denuncias.

“Cuando estuve en contacto con los presidentes se los dije claramente, para mí el responsable político y jurídico que de ciertas situaciones son los presidentes municipales, nadie se puede escudar, aunque las respetamos, en las asambleas comunitarias”, declaró el fiscal del estado.

En tanto, confirmó que se han abierto todas las vías de comunicación en la carreta de San Pablo y San Pedro Ayutla, Mixe. Sin embargo, habrá permanente presencia policiaca hasta que se instale la mesa de diálogo los presidentes de ambas comunidades en disputa.

No obstante, la participación de la Fiscalía es entorno a los delitos de lesiones y homicidio. Una vez destensado el conflicto se tendrá presencia de peritos y agentes de investigación.

Cabe recordar que habitantes de San Pedro y San Pablo Ayutla fueron atacados por sus vecinos de Tamazulapam del Espíritu Santo por la disputa de un manantial que dejó un muerto, 10 heridos y cuatro mujeres retenidas.

Por ello, los habitantes de San Pedro y San Pablo Ayutla procedieron a la retención de 11 policías estatales y siete de la Agencia Estatal de Investigaciones para exigir justicia por la “cobarde y artera” agresión armada por parte de las autoridades y habitantes de Tamazulapam del Espíritu Santo, donde fue asesinado Luis Juan Guadalupe.

Al momento, la Fiscalía ha iniciado las indagatorias.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.