Investigador descarta causas humanas en el cambio climático

Ilustración: Internet

* Los pronósticos hacen prever que estos fenómenos serán cada vez más intensos en el futuro.

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. A pesar del fenómeno de calentamiento global que enfrenta el planeta, no existen todavía evidencias que hagan prever que la intensificación y cambios que presentan los huracanes y tormentas sean por causas antropogénicas.

El investigador de Hidrología y Meteorología del Centro de Ciencias de la Atmósfera, Arturo Quintanar Isaías, aseguró lo anterior al participar en la conferencia “Temporada de huracanes en el Océano Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe”.

Recordó que de acuerdo con el pronóstico que se tiene por parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para el presente año en la cuenca del Pacífico, se esperan 16 tormentas, de las cuales seis serán tormentas tropicales, cuatro huracanes de categoría 1 a 2, y seis de categoría 3 a 5 en la escala Saffir-Simpson.

Mientras tanto, del lado del Atlántico, se pronostican 11 tormentas de las cuales dos serían huracanes de categoría 1 a 2 y dos más de categoría de 3 a 5.

Explicó que entre las situaciones especiales que prevalecen en el clima está la presencia de un “Niño” débil, el cual genera condiciones de viento que hacen que los huracanes del lado del Atlántico no sean tan fuertes como se podrían esperar.

Independientemente de la intensidad de estos fenómenos, lo que sí es indudable es que México se encuentra en una ubicación geográfica que lo pone en una situación altamente vulnerable, agregó la investigadora Rosario Romero Centeno.

Por la parte del Golfo de México, los ciclones tropicales afectan principalmente a las costas de Tamaulipas, con el 41 por ciento y Veracruz, con el 45 por ciento, mientras que en el Mar Caribe es Quintana Roo la entidad más golpeada, con 56 por ciento de los ciclones.

Reveló que los meses en que es más común que estas tormentas entren a tierra es mayo, y junio, y luego disminuyen entre julio y agosto para nuevamente cobrar fuerza entre septiembre y octubre, siendo los meses con mayor afectación por estos fenómenos.

Ante todo esto, uno de los grandes retos sigue siendo lograr una mayor precisión en los pronósticos en cuanto a trayectoria e intensidad de estas tormentas, agregó el jefe de Servicio Mareográfico Nacional, Jorge Zavala Hidalgo.

Por lo pronto, dijo, se continúa intensificando la investigacion sobre la materia, por lo que hoy se cuenta con satélites más especializados, así como aviones, radares y mejor conocimiento de la evolución de huracanes y modelos más precisos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.