Mono araña/Foto tomada de salvemosaunamigo.mx

*Casi mil ejemplares habitan en la selva baja de la Chinantla

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. Singulares mamíferos, saltarines, intrépidos y traviesos son cada vez más visibles en la selva baja de la Chinantla, en la región de la Cuenca del Papaloapan, en el territorio oaxaqueño colindante con el estado de Veracruz.

Se trata de una importante población de mono araña, contabilizada de 2013 a la fecha en casi mil ejemplares, informó el encargado de áreas destinadas a la conservación de la región Chinantla de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), José Díaz Barrios.

Habitantes de la región de la Chinantla, son quienes trabajan en la conservación de los bosques y selvas. Es justo en su territorio donde se alberga la tercera masa más extensa de bosques y selvas húmedas de gran biodiversidad de todo el país.

Es en los ejidos 20 cerros, Río Cajonos, conocido como “Cerro Chango”, así como en la Soledad Vista Hermosa, pertenecientes a Santiago Jocotepec, que comprende alrededor de mil hectáreas, habitan monos adultos y bebés que continúan con su reproducción.

En este proyecto de conservación participan varias asociaciones civiles tanto locales, nacionales e internacionales dedicadas a la conservación ambiental, así como autoridades estatales y federales. La presencia del mono se ha documentado con receptores de geoposicionamiento global (GPS) y sistemas de percepción remota con imágenes satelitales.

Se han detectado primates de todas edades, divididos en dos grupos. Los ambientalistas pretenden unirlos a través de un corredor natural, al ser un ejemplar muy valioso en el ecosistema y perfecto dispersor de semillas, pues se alimenta de todos los frutos tropicales de su región y a su paso provoca el nacimiento de los mismos.

Aunque hoy en día las poblaciones nativas de la zona son las más celosas guardianes de esta especie, la información documentada establece que es el avance de la frontera agropecuaria lo que ha segregado históricamente estas especies nativas.

La Chinantla es uno de los bastiones naturales más importantes del país, aquí habitan incluso muchas de las especies catalogadas como en peligro de extinción.

Las líneas de trayecto del mono araña son principalmente ríos, caminos y polígonos que representan espacios de cobertura vegetal densa, donde es más común su avistamiento

El encargado señaló que los monos están acostumbrados a las personas de la región y cada vez son más cercanos a sus principales cuidadores.

Unos 15 minutos selva adentro puede comenzar su observación, de ahí que exista todo un proyecto eco-turístico enfocado a su observación y protección.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.