Nuevo derrame en refinería irrita a pobladores

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.- Una nueva fuga de petróleo se registró este domingo al interior de la refinería de Pemex,  Antonio Dovalí Jaime, en el municipio de Salina Cruz, la cual sobrepasó las barreras de contención afectando a localidades circunvecinas.

El torrente de crudo llegó a la carretera y se estancó en la  laguna de la agencia municipal Boca del Río,  por lo que pobladores se manifestaron afuera de Petróleos Mexicanos, informó la Policía Municipal porteña.

De inmediato personal técnico de la empresa acudió al lugar con el objetivo de realizar la retención del petróleo, sin embargo, la inconformidad de los vecinos impidió la limpieza.

Las agencias  de Boca de Río y Ensenada La Ventosa, colindantes a la planta, dedicadas a la pesca artesanal de laguna  han expresado su malestar por el desaire de Pemex a quien le reclaman subsane los daños económicos y ambientales.

Exigen que Pemex contrate a los pobladores para la limpieza de la laguna y el río esto porque será la única forma para recuperarse de las pérdidas por el quebranto a sus familias, pues los peces murieron por el derrame de petróleo.

El pasado jueves, Pemex informó que la refinería reiniciará operaciones el 30 de julio. La empresa detalló que la planta permanecerá un mes cerrada, tras la inundación que provocó la tormenta tropical Calvin, y un derrame de crudo e incendio registrado en el cuarto de bombas, eventos sucedidos los días 13 y 14 de junio. 

Anunció que realizará acciones de limpieza y rehabilitación del sitio afectado y mantenimiento general, con lo que aprovechará el paro de proceso.

Según Pemex esta actividad permitiría adelantar una parte del mantenimiento que estaba programado para abril de 2017, “reduciendo el impacto económico del paro de la refinería”, detalló en el documento.

El incendio en la refinería, instalada en unas 700 hectáreas del puerto de Salina Cruz, cobró de la vida de un bombero de la planta de procesamiento.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.