Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del Senado de la República pidió a la Fiscalía General de Oaxaca, ampliar las investigaciones contra el exsecretario de salud, Germán Tenorio Vasconcelos y diversos servidores públicos del estado, que durante la administración de Gabino Cué Monteagudo, presuntamente participaron en la comisión de diversos delitos como malversación de fondos, peculado, desvío de recursos públicos, nepotismo y falsificación de documentos oficiales de realización, licitación y conclusión de infraestructura hospitalaria.

Además se ha documentado que más de 175 obras están inconclusas, de ellas, más de 75 son prioritarias debido a que la población que atienden y el lugar geográfico en el que se ubican.

En la sesión de la Comisión Permanente, presentaron formalmente una proposición con punto de acuerdo, para a fondo en las investigaciones contra funcionarios de la administración de Cué Monteagudo y sus funcionarios.

De acuerdo a la bancada del PRI en el Senado, se vulneró la protección y ejercicio de uno de los derechos fundamentales como es el de la salud.

Entre las principales problemáticas e irregularidades identificadas durante la administración de Cué Monteagudo destacan presuntos desvíos de recursos públicos y malversación de fondos.

Así mismo, que la Auditoría Superior de la Federación identificó desfalcos aproximados en dos mil millones de pesos, por lo que el ex-secretario de salud, Tenorio Vasconcelos fue inhabilitado por 10 años para ejercer cargos públicos; actualmente enfrenta un proceso jurídico por el ilícito de abuso de autoridad de manera generalizada.

Obras inconclusas y mal planeadas, entre ellas también están los hospitales de Tlaxiaco, San Agustín Loxicha y Santiago Llano Grande, en donde no existen áreas adecuadas para la consulta médica, urgencias, salas de espera y área de informes.

Se ha documentado que  la ampliación del hospital “General Pilar Sánchez Villavicencio” en Huajuaoan de León no se inició y no se concluyeron los trabajos en el hospital General de Juchitán “Macedonio Benítez Fuentes” y en el Hospital Básico Comunitario de Acatlán de Pérez Figueroa en Tuxtepec.

En esta misma situación, destaca el documento, presentado por la bancada del PRI en el Senado, están el Hospital Psiquiátrico Cruz del Sur, el Hospital de la Mujer, el Hospital Materno Infantil de Tlacolula y  la ampliación del Centro Estatal de Oncología y Radioterapia.

Obras realizadas con materiales de baja calidad, por esta situación, de acuerdo con diversas denuncias públicas el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, presenta deterioro prematuro, aunado a lo anterior en el sector de salud se dieron posibles sobrecostos en las licitaciones y adjudicaciones en la compra de uniformes, medicamentos y equipos médicos.

Acciones reportadas como terminadas pero que no fueron ejecutadas, peor aún, se ha reportado la falsificación de documentos o emisión de documentación oficial en la que se reporta la dotación de infraestructura sanitaria, sin que exista certeza de su realización.

Lo mismo, inadecuado control en los medicamentos y tratamientos para atender enfermedades transmitidas por vector como dengue y paludismo, asimismo, se documentó que en la administración de Cué Monteagudo existió un deficiente seguimiento a padecimientos virales como el sarampión, influenza y rubeola.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.