Que las personas adopten la ciencia y la tecnología, objetivo de IPN

Ilustración: Internet

*El Centro de Difusión de Ciencia y Tecnología del  IPN tiene el propósito de divulgar la ciencia para que la gente se apropie de esta disciplina, que la vea como algo que le pertenece.

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. El director del Centro de Difusión de Ciencia y Tecnología del IPN, Reynold Ramón Farrera, explicó que el plan contempla que la cultura científica forme parte de la cultura mexicana, para que empecemos a ver la ciencia como la posible solución a nuestros problemas.

“Tenemos que convencer que lo hecho en México tiene la misma calidad de cualquier tecnología que se desarrolla en otras partes del mundo”, indicó.

En el IPN de manera constante se demuestra que se hace tecnología como la mejor del mundo “sin embargo, no hemos logrado comunicarlo con la sociedad para que la aprecie”, es decir, que pruebe y vea los resultados, señaló.

Farrera Rebollo reconoció que para lograr lo anterior es necesario que los científicos hablen más de su trabajo y los industriales confíen más en los resultados, y que juntos generen cosas que estén disponibles para la población.

“Este es el futuro inmediato y la divulgación de la ciencia es muy importante. Un conocimiento tiene que volverse parte de la manera de pensar de las personas y si eso no sucede ese conocimiento no es siquiera una anécdota”, resaltó.

Destacó que México es un país joven, sobre todo el México moderno que tiene 200 años, entonces los objetivos se enfocan en resolver problemas básicos que tiene que ver con la organización social y política.

Así como de la manera de distribuir la riqueza y el trabajo, “no tenemos todavía esas soluciones, se discute cuál va a hacer el modelo de desarrollo”, pero afirmó que una vez que se resuelva podemos incorporarnos al concierto de las naciones y empezar a hacer aportaciones.

“Yo no hablaría de retraso, estamos haciendo mucha ciencia, hay muchos esfuerzos científicos en el país, pero sabemos que no es suficiente. Hay muchos científicos, pero hacen falta más, necesitaríamos el doble o el triple, y necesitamos que su trabajo tenga aplicación en nuestra industria”, destacó.

El directivo del IPN confía en el ingenio de los mexicanos, que es enorme; la creatividad de los mexicanos se muestra en las universidades, en los centros científicos, “los mexicanos no somos inferiores a ningún país, simplemente tenemos que madurar como sociedad y tenemos que dar esos pasos”.

Entre los avances logrados, destacó que ya tenemos industria aeroespacial, pero se tiene que aquilatar más, y hacer que los avances científicos y tecnológicos pasen a formar parte de la mentalidad del ciudadano.

Afirmó que se debe hacer un esfuerzo para que los conocimientos científicos empiecen a formar parte de la cultura del mexicano, porque la cultura del mexicano es el conjunto de soluciones que acude cuando tiene un problema.

“Hay quienes tienen un problema y rezan, porque creen que esa es la solución; otros acuden a la historia mexicana. Los mexicanos no tenemos la tendencia de acudir a la ciencia si tenemos un problema, porque la ciencia no nos resulta familiar, porque los científicos no se las hemos hecho familiar”, expresó.

Finalmente, comentó que la mayor parte de los científicos hacen cosas que la mayoría de la gente no entiende y no lo puede apreciar, por lo que tampoco se siente identificada con ellos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.