Maira Ricárdez

OAXACA, Oax.  Las primeras lluvias de la temporada marcan el momento oportuno para internarse en los campos montañosos de los Valles Centrales de Oaxaca, para realizar una actividad peculiar que tiene ya tradición histórica: recolectar azucenas.

El presidente municipal de San Pablo Villa de Mitla, Abelardo Ruiz Acevedo, invitó a la ciudadanía a visitar su jurisdicción, donde se puede hacer la ruta completa de los espacios turísticos para culminar con la recolecta de la codiciada flor.

La recolecta de azucenas genera buenos momentos de convivencia, ya que quien acude a juntar estas perfumadas flores propias solo de las primeras lluvias del ciclo, suele no hacerlo solo, sino en familia o con amistades; el mejor momento dicen los conocedores, es cuando la lluvia es finita, cálida, cuando los destellos de sol comienzan a morir e incluso mejor aún, cuando el cielo da paso a un bello arcoiris.

La leyenda original de Donají, la princesa zapoteca que murió por amor a su pueblo, relata que un pastorcillo que cuidaba sus animales en lo que hoy se conoce como San Agustín de las Juntas, cerca del aeropuerto internacional de Oaxaca, encontró un lirio silvestre, conocido como azucena, y en vez de cortarla solo desde el tallo, decidió arrancarla de raíz, pero cuando cavaba pudo ver una oreja humana, después la cabeza completa, la cual se dice, que preservaba intacta y pertenecía a la princesa Donají, quien se manifestó a través de una perfumada flor.

La tradición de recolectar azucenas se da desde tiempos inmemoriales, oaxaqueñas y oaxaqueños adultos de Valles Centrales lo ha hecho alguna vez.

“Es un buen momento para visitar esta zona que dista de la ciudad solo 35 minutos”, comentó el munícipe de Mitla.

Tiempo atrás, una zona donde abundaban notoriamente las azucenas en la ciudad de Oaxaca, era en el Cerro del Fortín y las colinas de Monte Albán, entre otros sitios que rodean la ciudad, de ahí que el auditorio Guelaguetza sea conocido también como la “Rotonda de las Azucenas”, sin embargo el crecimiento de la mancha urbana invadió y destruyó el hábitat de estas plantas.

De las peculiaridades de la azucena, destaca además de su olor, similar a costosas fragancias de la industria de la perfumería, su horario, pues conforme se oculta el sol, las azucenas se manifiestan, es mientras avanza la noche abren su corola, dando paso a su exquisito perfume.

Cabe destacar que una vez cortadas, las azucenas florecen una noche o máximo dos, de ahí que los conocedores inviten a no cortarlas de raíz, sino del tallo, para permitir que su raíz siga floreciendo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.