Basura acumulada en la Central de Abasto de Oaxaca/Foto: JLP (Archivo)
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La presidenta de la Comisión de Ecología de la 63 Legislatura, Paola Gutiérrez Galindo pidió a los presidentes municipales de Oaxaca de Juárez, San Jacinto Amilpas, Santa Cruz Xoxocotlán, San Antonio de la Cal y Santa Lucía del Camino, implementar a la brevedad mecanismos adecuados con base en las normas ambientales para que lleven a cabo la recolección, traslado, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos.

Por lo pronto, insistió en sanear los márgenes de los ríos Atoyac y Salado, así como de remediación de suelo y subsuelo una vez retirados los residuos; así mismo, que establezcan las acciones de vigilancia permanente y sanciones correspondientes a fin de evitar que se sigan cometiendo delitos ambientales.

En medio de la contingencia ambiental generada por el cierre al tiradero de la Villa de Zaachila, por parte de las colonias unidades de la Agencia Vicente Guerrero y Emiliano Zapata, quienes exigen la salida de militantes de la organización 14 de Junio, demandó efectividad en la política interna para solucionar el conflicto.

Lo mismo, coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno del estado, garantizando con ello el derecho a disfrutar de un ambiente sano, prescrito en el artículo 4° de la Constitución Política.

Y es que derivado de la contingencia suscitada en la capital del estado y sus municipios conurbados por el bloqueo en los accesos al relleno sanitario, ubicado en terrenos del municipio de Zaachila desde el pasado 3 de julio, provocó que al no existir un sitio de disposición final, los residuos sólidos urbanos generados fueran depositados calles de la capital y márgenes de los Río Salado y Atoyac.

Dicha práctica y problemática ambiental persiste actualmente, toda vez que habitantes de los municipios de Oaxaca de Juárez, San Jacinto Amilpas, Santa Cruz Xoxocotlán, San Antonio de la Cal y Santa Lucía del Camino, continúan arrojando de manera inconsciente sus desechos sobre las riberas del río Atoyac y Salado; tal y como se puede apreciar en las fotografías que forman parte de la problemática.

Gutiérrez Galindo lamentó la afectación directa que provocan los contaminantes vertidos a cielo abierto al entorno ecológico y a la salud humana, advirtió que la presencia de fauna nociva que ha desencadenado malos olores se agudiza porque no se lleva a cabo una correcta disposición final de los residuos sólidos urbanos, lo que da lugar a la generación de diversos tipos de contaminación: al aire,  agua y suelo, siendo en éste último donde se derivan los procesos de liberación de los lixiviados.

Por lo pronto, pidió a los presidentes municipales de la capital, San Jacinto, Santa Cruz Xoxocotlán, San Antonio de la Cal y Santa Lucía del Camino implementar a la brevedad mecanismos para la recolección, traslado y tratamiento y disposición final de los residuos sólidos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.