Bache en las calles del Centro de la ciudad de Oaxaca/Foto: JLP
Citlalli López

OAXACA, Oax. El paso vehicular y peatonal en las calles de Oaxaca enfrenta un enemigo peligroso. Al menos un centenar de baches, socavones y oquedades que minan la seguridad de la ciudadanía.

Para alertar del riesgo en algunos puntos, los habitantes decidieron “sembrar” ramas, tubos o palos para que la ciudadanía pueda observar estos baches y no caer en ellos.

Ni las banquetas ni la carpeta asfáltica se han librado de estos huecos abiertos por las lluvias. En la última semana, la organización Salvando Vidas Oaxaca -dedicada a señalizar y, en algunos casos, reparar puntos de riesgos ciudadanos- ubicó ocho puntos peligrosos en la capital oaxaqueña en los cuales colocaron señalamientos para advertir del peligro, sin embargo aseguran, la problemática es mayor.

Manuel Chávez Núñez, presidente de dicha organización, explicó que antes de que comenzara la temporada de lluvias ya habían baches pero ahora están al doble de su tamaño, debido a que no se les dio el mantenimiento necesario a la carpeta asfáltica para cubrir estos puntos, que hoy son una verdadera trampa mortal.

A lo anterior también se suman las alcantarillas sin tapas, las cuales constituyen trampas mortales tanto para automovilistas como para peatones.

“Antes de que empezaran las lluvias detectamos que en calles como la continuación de Libres hay muchos hoyos, también bajando sobre Tinoco y Palacios, y en muchas partes del Centro Histórico, pero a partir de las lluvias ha sido terrible. SAPAO ha hecho oídos sordos, le hemos reportado muchas alcantarillas que están descubiertas y no ha hecho caso”, señaló Chávez Núñez.

Uno de los puntos que se han vuelto peligrosos debido a que representan un hundimiento en la carpeta asfáltica, es el ubicado sobre la calzada Héroes de Chapultepec, ahí el socavón ha ido creciendo y con ello el riesgo para los automovilistas que transitan por la zona.

Otra vialidad que afectada es en la calle Fray Toribio de Benavente frente a la escuela secundaria federal 2, en la colonia Las Flores de Santa Lucía del Camino. En el lugar la Policía Vial colocó un señalamiento con cinta amarilla y botes de cemento, ya que hay un hundimiento de por lo menos medio metro.

De acuerdo con expertos, los hundimientos se forman de manera natura debido a que en algunos puntos de la capital se generan por el flujo superficial del agua que va un poco más abajo del nivel del suelo.

Aunque esto ocurre de manera permanente, cuando llueve la actividad es más intensa y ocasiona arrastre de material fino y a veces grueso, lo que genera la pérdida de capacidad de resistencia del suelo, por lo cual se han formado estas oquedades en la carpeta asfáltica.

En otras calles se puede observar como los baches han crecido hasta formar “lagunas”, principalmente en la zona del Mercado de Abasto, sobre Periférico, en donde los baches han ocasionado daños a los automóviles que transitan por la zona, ya que por las lluvias los automovilistas no se percatan de la profundidad y en consecuencia algunos vehículos han quedado afectados.

En ese punto, una decena de baches minaron la vialidad, la cual tuvo que ser “resanada” con tierra de manera temporal por elementos de tránsito, quienes ayer a palazos cubrieron los hoyos abiertos por las lluvias.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.