Carlos Moreno Alcántara, extitular de la Sevitra / Foto: Cortesía
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez anunció que pedirán prisión preventiva contra el exsecretario de Transporte, Carlos Moreno Alcántara; el exdirector de Concesiones, Armando Espina, y el exdirector jurídico, José Antonio Carrasco por presunto tráfico de concesiones y daño a la hacienda estatal.

La pena a la que serían acreedores los ex funcionarios del exgobernador, Gabino Cué Monteagudo como lo establece el artículo 402 bis del segundo párrafo, es de dos a 10 años de prisión, informó el abogado del estado.

En medio de la cuarta detención de ex secretarios de Cué Monteagudo, confirmó que como parte de las estrategias de persecución penal, han solicitado al juez de Control, el cambio de medida cautelar, contra ex funcionarios del exgobernador, que ya han sido aprendidos y colaboran en indagatorias, como es el caso del extesorero de Cué Monteagudo, Gerardo Cajiga Estrada.

Afirmó entonces que perseguirán los delitos graves y a los delincuentes más grandes de la administración del exgobernador emanado de las siglas del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PT.

Para el caso de Moreno Alcántara; el exdirector de Concesiones, Armando Espina, y el exdirector jurídico de la Sevitra, José Antonio Carrasco pedirán la prisión preventiva. Por lo pronto, ayer a mediodía, el extitular de la Secretaría de Vialidad y Transporte y dos de sus ex colaboradores fueron presentados ante el juez de Control en los juzgados penales del centro, de Santa María Ixcotel.

Vasconcelos Méndez afirmó que la política de persecución penal que se está llevando a cabo en la Fiscalía, es para perseguir a los más grandes delincuentes y los delitos más graves.

Aseguró que los expedientes están fundamentados y apegados a derechos, y afirmó que no han presentado imputaciones a partir de elementos falsos para dejar claro que no es revancha.

“Vamos a pedir prisión preventiva para estos sujetos, es una decisión judicial, nosotros solo hacemos la solicitud y argumentamos porque es necesaria cierta medida cautelar, esto forma parte de nuestras estrategias de persecución penal”, declaró.

A diferencia del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa evitó profundizar sobre la figura de testigo protegido que han adoptado con Cajiga Estrada, solo se limitó a decir que están trabajado una política específica con el extesorero de Cué Monteagudo.

Y al descartar una cacería de brujas, insistió que todas las imputaciones están debidamente fundamentadas y motivadas con datos probatorios para ser juzgados y se les ha garantizado a éstos y sus familias que litigarán bajo un debido proceso.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.