Internado de Educación Primaria "Ignacio Mejía", en la Villa de Etla, Oaxaca/Foto: nvinoticias.com
Sayra Cruz

OAXACA, Oax. El conflicto que provocó un paro de unas horas en el internado de Educación Primaria General división Ignacio Mejía, localizado en la Villa de Etla, se concilió con dos acuerdos, entre ellos la permanencia de una docente de nombre Luz, acusada de haber agredido físicamente a una menor.

Un grupo de siete docentes se movilizaron, colocaron una manta en el ingreso al plantel e iniciaron un paro de brazos caídos, para acusar hostigamiento laboral, entre otras acciones de la parte directiva, sin embargo el fondo del conflicto fue porque el director Erick Víctor Santiago Hernández tuvo en la Dirección a la profesora que fue señalada por una madre de familia de pegarle a su hija.

En este internado existen los turnos matutino, vespertino y nocturno, a donde asiste un aproximado de 240 niñas y niños atendidos por 53 trabajadores de la educación, quienes en su mayoría no participaron en las protestas de la Sección 22 del martes pasado.

Fue después de las 10:00 horas cuando inició una mesa de diálogo entre los inconformes, la parte sindical y el director, concluyendo a las 17:00 horas, con los acuerdos de permanencia de la profesora en un área ajena a estar frente a grupo pero dentro de la misma institución.

“Son 53, pero quienes hicieron la actividad fueron siete u ocho compañeros, sin embargo en el documento de solicitud de asamblea que le entregaron al comité había 20 firmas”, informó el secretario general de supervisores del nivel Primaria de la Sección 22, José Santiago Hernández.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.