Notimex

DAMASCO. Las fuerzas sirias descubrieron una red de túneles largos y hospitales subterráneos improvisados en la región de Ghouta Oriental, de donde han salido más de 80 mil personas en los últimos días, luego de que el Ejército retomó el control de la zona.

El Centro de Comando de Operaciones Conjuntas de Siria difundió este martes un video e imágenes de los túneles y hospitales secretos que se presume fueron usadas por rebeldes para movilizarse dentro de Ghouta Oriental, ubicada a las afueras de Damasco.

De acuerdo con la agencia estatal siria, SANA, los túneles y hospitales improvisados secretos fueron descubiertos la víspera durante las operaciones de limpieza a gran escala que el Ejército lleva acabo en las ciudades de Hazza y Ein Tarma, unos tres kilómetros al este de la capital.

“Los terroristas usaron los túneles para transportar municiones y transferir refuerzos entre Hazza y las ciudades de Saqba, ubicadas a siete kilómetros al este de Damasco”, destacó la agencia oficial de noticias siria.

Un oficial militar sirio destacó que las tropas del Ejército sirio y sus aliados también encontraron grandes existencias de suministros médicos, mesas improvisadas, batas quirúrgicas y equipo médico, que habría sido robado de hospitales y clínicas por terroristas para tratar a sus compañeros heridos.

“Las unidades de ingeniería del Ejército sirio colocaron explosivos dentro de los túneles y hospitales subterráneos, y los destruyeron”, destacó el Centro de Comando de Operaciones Conjuntas de Siria.

El hallazgo se dio a conocer en momentos en que miles de civiles siguen este martes abandonando el último bastión militante en Ghouta Oriental, como parte del acuerdo alcanzado le semana pasada con las fuerzas del presidente sirio Bashar al Assad para garantizar su salida segura.

SANA informó que miles de civiles, quienes eran usados por grupos terroristas de Takfiri como “escudos humanos”, dejaron este martes la ciudad de Douma, ubicada a unos 10 kilómetros al noreste de Damasco, a través del corredor humanitario que conduce al campamento de al-Wafideen.

La mayoría de los refugiados son mujeres, niños y ancianos, que fueron recibidos por miembros de la Media Luna Roja Árabe Siria (SARC) y tropas del Ejército, antes de ser transportados a centros de alojamiento improvisados, a los que se les suministraban productos básicos, destacó el reporte informativo.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), un grupo opositor que monitorea e informa a diario sobre el conflicto armado en Siria, infirmó que unas siete mil personas, la mayoría de ellas combatientes y sus familias, partieron de Ghouta Oriental en 100 autobuses en las primeras horas de esta mañana.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) estima que al menos 80 mil personas han huido de Ghouta Oriental desde el 9 de marzo pasado, cuando el Ejército logró ingresar al enclave.

Las evacuaciones han permitido a las fuerzas de Al Assad reforzar su control sobre Ghouta Oriental, que de completarse será la mayor victoria para el presidente sirio desde diciembre de 2016, cuando sus fuerzas retomaron totalmente el control de la norteña ciudad de Alepo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.