*El silencio es total, la chirimía y el tambor con su ritmo ancestral rasgan el silencio de la procesión

Patricia Briseño

OAXACA, Oax., La Procesión del Silencio cumple 32 años en esta Semana Santa en la ciudad de Oaxaca. Esta procesión solemne de carácter luctuoso tiene como fin expresar el pésame a la Virgen por la muerte de Jesús; se guarda silencio al paso de las imágenes religiosas que salen este día de sus templos, parroquias o santuarios, adornadas con flores, sostenidas por hombres y mujeres devotas.

Autoridades civiles del Ayuntamiento de Oaxaca con representantes de la iglesia coordinan los preparativos para cumplir con la celebración.

La Procesión del Viernes Santo consiste en el recorrido de estandartes y relicarios de las distintas órdenes religiosas de la ciudad, que abren paso a un grupo de señores, denominados “penitentes”, con los pies descalzos y con el rostro cubierto, cargando cada uno una cruz en señal de arrepentimiento.

Los penitentes recorren algunas calles del centro histórico  acompañados por el toque de la chirimía (flautín) y el tambor con sonido de duelo.

La Procesión forma parte de las tradiciones de la iglesia católica, y punto de atracción para el turismo.

La celebración solemne tiene lugar el  viernes 30 de marzo a partir de las seis de la tarde, iniciando el recorrido en el templo de la Preciosa Sangre de Cristo, ubicado en el Andador de Macedonio Alcalá.

Durante el trayecto de 14 cuadras figuran las imágenes de la  Cruz de Caravaca, Oración en el Huerto, Aprehensión del Señor, Divino Preso y Señor de la Columna, este último data del siglo XVII y es uno de las más antiguos de la Procesión.

Al principio de la columna llevan la cruz y los ciriales que preceden a toda procesión, atrás los estandartes bordados en plata o en oro, portando relicarios con antigüedad que los convierte en piezas de museo, siguiendo las mujeres de la Tercera Orden de Santo Domingo de Guzmán acompañando al Señor de la Columna.

El silencio es total, la chirimía y el tambor con su ritmo ancestral rasgan el silencio tristemente y así comienza la Procesión, con una caminata lenta, ordenada, fervorosa, y silenciosa.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.