Patricia Briseño/Foto: Jorge Luis Plata

OAXACA, Oax. Médicos adheridos a distintos colegios marcharon este domingo en respaldo a su colega el ortopedista Luis Alberto Pérez Méndez, detenido y vinculado a proceso por presunta negligencia que provocó la muerte de un niño en la ciudad de Oaxaca.

Los colegas del ortopedista se pronunciaron por  “una investigación imparcial y un alto a la criminalización del error médico”; vestidos con bata blanca, los profesionales de la salud se desplazaron de la zona norte al centro histórico.

“Somos profesionales, no somos criminales”, “Si nos tocan a uno, nos tocan a todos” y “Juicio digno y libertad a nuestro colega” , fueron las frases escritas entre muchas cartulinas.

El Colegio de Traumatología en el estado se encargó de convocar a sus similares del país a demandar la libertad de su colega y “retipificar” el delito. Según dijeron habrían de participar unas 70 ciudades.

La muerte de Edward

En noviembre del año pasado, el pequeño Edward fue llevado por sus papás a un hospital privado de la ciudad de Oaxaca a revisión médica tras sufrir una caída que le provocó fractura en un codo mientras jugaba; en la clínica privada lo atendió el ortopedista Pérez Méndez y la anestesióloga.

Según los padres, después de una hora de cirugía les reportaron que su hijo se “encontraba grave, pero estable”; por recomendación del ortopedista Edward fue trasladado a otra clínica privada, donde falleció.

La necropsia realizada por el perito médico de la Fiscalía General de Justicia, donde los padres presentaron la denuncia, detectó dosis altas de lidocaína, sustancia que ni el médico ni la anestesióloga reportaron, sustancia habría ocasionado la falla multiorgánica que derivó en el fallecimiento del niño.

El asesor jurídico de los deudos aseguró que el expediente  fue analizado por el dos jueces para dictar la orden de arresto y la vinculación a proceso.

En fecha reciente, el fiscal Rubén Vasconcelos Méndez informó a la prensa que ortopedista  podría alcanzar entre ocho y 20 años de prisión por la tipificación del delito, “que se comete cuando se sabe del riesgo que corre una persona ante ciertas circunstancias y no toma las medidas debidas para evitar un mal o un daño”. Lo anterior, porque  Pérez sabía que la clínica donde entonces prestaba sus servicios “no contaba con la unidad de terapia intensiva”.

Pérez Méndez seguirá su proceso en la Penitenciaría Central de Estado, en el municipio conurbado de Santa María Ixcotel. La anestesióloga presentó un amparo y obtuvo la prerrogativa de llevar el proceso en libertad, aunque podría ser detenida en las próximas horas.

 LOS PADRES PIDEN NO CEDER  A PRESION DEL GREMIO MEDICO

La tarde de este domingo, la familia y amistades del niño Edward realizaron una caminata de la Fuente de las Ocho Regiones al zócalo de la ciudad, para pedirle al Poder Judicial del Estado no ceder ante las presiones de la comunidad médica que exige liberen a su colega.

El padre del chico aseguró que su presencia en las calles estaba prevista desde la semana pasada e invitó al gremio médico y opinión publica a enterarse de las causales que provocaron el deceso del pequeño.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.