Notimex

MANAGUA. Grupos de manifestantes se han concentrado hoy en varios puntos de Nicaragua para protestar, por tercera jornada consecutiva, en contra de reformas al sistema de seguridad social, un día después de que tres personas murieron y decenas resultaron heridas durante las movilizaciones.

Mientras las protestas contras las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) continuaban este viernes, uno de los cinco canales de televisión cuyas transmisiones fueron sacadas del aire, denunció censura del gobierno y demandó la reinstalación de la libertad de prensa.

Reportes de la prensa nicaragüense señalan que ya habría lesionados en las manifestaciones de este día, a consecuencia de la acción de la policía antimotines en algunos puntos del país, como en el municipio de Ticuantepe, en la capital Managua, donde se tienen informes de cinco heridos.

Las protestas comenzaron el pasado miércoles luego de que el gobierno del presidente Daniel Ortega anunció planes de reforma al INSS, la cual contempla aumentar de 6.25 a 7.0 por ciento el aporte de trabajadores y empleadores, a partir del 1 de julio próximo.

Además de elevar la cuota de pensiones, también prevé crear una nueva cotización para los jubilados y un tributo considerado ilegal a éstas del cinco por ciento, entre otras medidas para salvar de la quiebra a dicha entidad.

Los planes suscitaron de inmediato masivas protestas que han derivado en choques violentos con la policía antimotines, que ha disparado municiones reales y de goma, así como gases lacrimógenos, para intentar dispersar a los manifestantes, de acuerdo con reportes del periódico local El Nuevo Diario.

Los violentos enfrentamientos que se desataron la víspera durante las protestas eran transmitidos en vivo por la televisión, sin embargo, el presidente Ortega ordenó sacar del aire la señal de los canales televisivos 12, 23, 51 y 100 % Noticias, lo cual fue condenado como una clara violación a la libertad de prensa.

“Nicaragua está viviendo un momento de crisis y el gobierno está ocupando la represión y la censura. Nuestro canal fue censurado por orden del gobierno en todas las cableras y a nivel aire, estamos transmitiendo únicamente por internet”, declaró Miguel Mora, director general de 100 % Noticias.

Indicó que el gobierno amenazó a la mayoría de los canales, gran parte de ellos estatales y otros independientes, y pidió específicamente que no se informara de las protestas, por lo que se interpondrá una demanda en el país y a nivel internacional por la libertad de prensa.

“Están violando mi derecho a la libertad de prensa, a la libertad de expresión, están violando los derechos constitucionales de millones de televidentes”, puntualizó Miguel Mora.

Sonia Castro, ministra nicaragüense de Salud, justificó este viernes las reformas al seguro social, argumentando que el sistema es solidario con las personas, y explicó que los gastos del INSS se deben a que ahora cubren tratamientos de alto costo en las quimioterapias y radioterapias.

Sin embargo, las protestas continúan en desarrollo a través del país bajo el asedio de las fuerzas antimotines.

En las protestas de anoche, un joven trabajador de un supermercado, un policía y un activista sandinista perdieron la vida y decenas de personas sufrieron heridas en violentos enfrentamientos, confirmó esta mañana la Policía Nacional.

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, señaló que había fuerzas que están “manipulando políticamente” las protestas contra el gobierno y defendió el accionar de la policía, que ha sido criticada por el uso excesivo de la fuerza.

Cifras publicadas por el Banco Central de Nicaragua, todos los estudios hechos al INSS en décadas alertaban de la crisis actual, pues cuando el gobierno sandinista retomó el poder en 2007 recibió un instituto que tenía ingresos que cubrían con holgura gastos operativos y sobraba un poco para invertir en activos.

Sin embargo, análisis realizados mostraron que los superávits se convertirían en déficits para 2014 y que las reservas de efectivo se habrían agotado para 2019, cuando el INSS terminaría siendo insolvente, lo cual fue del conocimiento del presidente Ortega cuando tomó las riendas del país, pero no actuó al respecto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.