Notimex

BOGOTÁ.. Los escritores Sandro Romero y Jacobo Celnik aseguraron durante un conversatorio en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) que «el rock no es sólo música, también es literatura».

Romero y Celnik comentaron las diferentes obras literarias que han hecho homenaje a la historia del rock argentino y los cantautores más importantes de ese país, invitado de honor en la FILBo, como son: Charly García, Gustavo Cerati, Fito Páez y Spinetta, entre otros.

Relataron que el rock en Argentina “llegó un poco por la puerta de atrás”, pero artistas de esa talla reivindicaron el género en español y crearon todo un fenómeno musical. “El rock argentino se convirtió en el primer género musical popular que es “muy importante por la poesía de sus letras”, aseguró Romero.

Señalaron que el rock tuvo fuertes choques con la política de los años 60 y 70, durante la dictadura militar. Era la voz de unos jóvenes rebeldes que se rehusaban a no tener voz frente a las desapariciones y represiones de la época.

Bajo complicidad de algunas “canciones irreverentes de reconocidas estrellas del rock crearon todo un movimiento reivindicativo de la libertad desde la música. Esta historia es narrada por Sergio Pujol en su libro ‘Rock y dictadura’”.

Celnik y Romero destacaron obras básicas para sumergirse en el amplio mundo de la historia del rock argentino como «Qué es un Long Play» de Fernando Samalea, «Los 138 grandes discos que nadie te recomendó» de Sergio Coscia, «Cómo vino la mano» de Miguel Grinberg y «Crónica e iluminaciones» de Eduardo Verti.

“El rock argentino no solo puede escucharse: también se puede leer”, afirmó Romero.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.