Al micrófono Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, candidato al Senado por el PAN. PRD y MC, acompañado de su equipo de campaña/Foto: @e_oaxaca
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El candidato a Senado de la República de la coalición “Por México al Frente”, integrada por el PAN-PRD-MC, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, propuso un pacto de civilidad política entre los partidos políticos y los tres niveles de gobierno, y afirmó que su candidatura no fue comprada.

Por lo pronto, deslindó su postulación de cualquier negociación política de los ex gobernadores, entre ellos, Ulises Ruiz Ortiz, a quien señalan de pactar con la tribu AND de Héctor Bautista y el dirigente nacional del Sol Azteca, Manuel Granados, para colocarlo en la candidatura al Senado.

Iniciado el proceso electoral, dijo que no permitirá que se vulnere el proceso electoral con ningún tipo de hostigamiento.

Acompañado de los candidatos a diputados federales de esa alianza, afirmó que la coalición “Por México al Frente” ya dejó en tercer lugar al PRI.

Ramírez Puga Leyva, llamó al electorado a pensar, razonar y definir su voto por quienes representan a la coalición “Por México al Frente”.

De cara al proceso electoral, pidió a los medios de comunicación vigilar que el proceso electoral se lleve a cabo con normalidad, sin ningún tipo de violencia política, ni discursiva.

No obstante, evitó dar nombres de sus colaboradores, argumentando que podrían ser frenados por sus contrincantes.

Por el momento concedió que no ha existido presiones de ex gobernadores para frenar su candidatura al Senado y confió en que no la haya.

Ramírez Puga Leyva, sostuvo que tiene el respeto por las instituciones que representaron en su momento y espera el mismo respeto de los ex mandatarios.

En tanto, rechazó haber recibido llamadas de su exjefe político y gubernamental, Enrique Peña Nieto, por su transmutación al PRD.

El expriista admitió que las campañas electorales son dinámicas y cuando se dan definiciones como la de él, conlleva todo tipo de presiones.

“Civilidad política entre el gobierno y los partidos que hoy estamos jugando estas elecciones, porque no podremos permitir que se vulnere el proceso electoral con ningún tipo de hostigamiento. Manifiesto mi respaldo a las instituciones, pero mi enérgico llamado a que de ninguna manera y por ningún motivo sean vulnerados ni los derechos de un servidor ni los derechos de ninguno de los militantes del PAN, PRD y de MC”.

No obstante, Ramírez Puga Leyva dijo que la guerra sucia va seguir, por ello pidió al gobierno federal, estatal y municipales, así como a las demás coaliciones electorales, dejar de lado la guerra sucia, la diatriba, las campañas negras y convencer a la gente con propuestas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.