Benjamín Robles Montoya, dirigente del PT en Oaxaca y candidato a diputado federal, acompañado de Maribel Martínez, candidata a diputada pluri y su esposa

La Alianza Morena, PT y Encuentro Social destaca el nepotismo político del PT

Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Las candidaturas a diputados federales que los partidos políticos postularon por la vía de mayoría relativa y representación proporcional, es decir, plurinominales de Oaxaca, ya fueron aprobadas por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) el pasado jueves, entre ellos destacan casos de nepotismo político-electoral.

Tal es el caso de la alianza “Juntos Haremos Historia” que integran los Partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), cuyo candidato presidencial es Andrés Manuel López Obrador, destaca el nepotismo político del PT, quien lleva en el lugar uno de la lista de candidaturas a diputaciones plurinominales en la tercera circunscripción a Maribel Martínez Ruiz, esposa del dirigente de ese partido político en Oaxaca, Benjamín Robles Montoya, quien además es candidato a diputado federal de ese mismo partido, en el distrito VIII con cabecera en Oaxaca de Juárez.

El nepotismo electoral en esa alianza, particularmente en el PT, cobra mayor relevancia, debido que Robles Montoya impuso con el acuerdo de la dirigencia estatal del PES, en el lugar dos de las candidaturas a diputados locales plurinominal su hijo, Luis Alfonso Robles.

Así, la familia Robles-Martínez busca sobrevivir a toda costa en la clase política-gubernamental de Oaxaca, asegurando cargos de elección popular. Irónicamente en la campaña a gobernador del 2016, Robles Montoya criticó férreamente que el exgobernador, José Murat, impusiera a su hijo, el actual gobernador, Alejandro Murat Hinojosa.

Hoy, Robles Montoya finge amnesia política-electoral e incurre en esa práctica.

De acuerdo al dirigente del PRD, Raymundo Carmona Laredo, es reprobable que en los partidos políticos que se decían puros, que no iban a incurrir en ese tipo de circunstancias, lleven hasta sus esposas, como es el caso de Benjamín Robles Montoya.

Carmona Laredo, concedió que a todos los mexicanos, la Constitución nos otorga el derecho a votar y ser votados, sin embargo la clase política da una muy mala lectura al electorado y se le arrincona para que la oposición gane nuevamente.

“La Constitución no es obstáculo para nadie, porque todos tenemos derecho a ser votados y votar, sin embargo el nepotismo se da cuando no se tiene trabajo político o incluimos a nuestros hijos o a nuestros hermanos, es lo grave. Creo que tiene que revalorarse esta situación para darle certidumbre a la sociedad, le damos muy mala lectura al electorado y lo estamos arrinconando para que la oposición sea quien gane nuevamente”.

El nepotismo es la preferencia que tienen algunos funcionarios públicos para dar empleos a familiares o amigos, sin importar el mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o alianza, según las definiciones de diccionarios.

De acuerdo con el numeral 2 del artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país”, por lo que el nepotismo violenta el derecho humano de acceso a funciones públicas de todos aquellos que se ven privados de oportunidades para competir justamente por un cargo público.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.