MVS

POZA RICA, Ver. Desde la plaza central de Poza Rica, Veracruz, Andrés Manuel López Obrador respondió al dueño del Grupo México, Germán Larrea: “que no le guardó ningún rencor, que yo no odio a nadie, yo soy partidario del amor y del perdón, y que no ande asustando a nadie, y que él mismo no tenga miedo, vamos a triunfar y se va a dar garantía a la inversión, no se va a afectar a ningún empresario”.

Larrea, explicó el candidato, escribió una carta para sus trabajadores, diciéndoles que tengan cuidado, que no vayan a equivocarse, “que no vayan a votar por nosotros” y explicó que tiene que tratar el tema, “porque le tenemos que salir al paso a toda la campaña que han implementado para asustar al pueblo de México”.

El abanderado presidencial por el Movimiento de Regeneración Nacional y los partidos del Trabajo y Encuentro Social, insistió en que su apuesta es acabar con la corrupción y el influyentismo y el gobierno de México represente a todos los mexicanos, a pobres y a ricos, para eso lucha.

López Obrador dijo comprender la preocupación de Germán Larrea, porque, señaló “ha sido de los empresarios predilectos del periodo neoliberal”.

“Un empresario y también un traficante de influencias, es el segundo hombre más rico de México, el primero es Slim, ese señor Larrea es el segundo, dueño de minas y de muchos negocios en el país”, indicó.

“Yo entiendo que Germán Larrea no quiera el cambio, porque a él le ha ido muy bien a partir de que Carlos Salinas de Gortari le concesionó, le remató la mina histórica de Cananea, en Sonora”.

“Se hizo una evaluación en ese entonces, costaba esa mina, que estaba en manos de la nación, era una empresa pública, 2 mil millones de dólares y Salinas se la entregó en 400 millones de dólares, así empezó a parecer Germán Larrea entre los hombres más ricos del mundo”, dijo.

Mencionó que hasta ahora tiene mucha influencia en el gobierno, se contaminó todo el Río Sonora, porque hubo un derrame de químicos en la mina de Cananea y no le hicieron absolutamente nada.

Germán Larrea, expresó, se ha dedicado a destruir el territorio, contaminar las tierras y las aguas.

Ante lo dicho por Germán Larrea que no hace negocios con el gobierno y que no usa el influyentismo, el candidato a la Presidencia de la República rememoró que hace poco le entregó el gobierno corrupto de Guanajuato le entregó la concesión de un libramiento que se construyó con dinero del presupuesto público a cambio de influyentismo y de apoyo a los candidatos del PAN.

“Y lo que más me duele y hasta pena me da decirlo cuando quedaron sepultados los 65 mineros de Pasta de Conchos, una mina del señor Larrea, por esos días lo encontré, nos vimos con unos empresarios y ahí le dije: ‘Germán saca los cuerpos y entrega los cuerpos a los familiares’, en la casa, se lo recuerdo de Fernando Sendero”, rememoró.

Alertó que hay una campaña que asusta a la gente, pues dicen que habrá inestabilidad económica-financiera y expuso que no tiene que haber ningún nerviosismo, porque se respetará la legalidad y habrá un auténtico Estado de Derecho, al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie, ni el presidente, ni los potentados, el único amo que habrá será el pueblo de México, finalizó López Obrador ante cientos de seguidores reunidos en Poza Rica.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.