Notimex

MÉXICO. Tras aclarar que el es un demócrata que cree en las libertades y la pluralidad, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, refrendó su denuncia de que un sector del empresariado estaría patrocinando la “guerra sucia” en su contra.

Desde la 49 Semana Nacional de la Radio y la Televisión, López Obrador fue cuestionado sobre la inconformidad del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) por sus acusaciones contra empresarios de los cines, la industria lechera, aviación, tiendas departamentales y la minería; el aspirante presidencial por tercera ocasión insistió en que este grupo financia propaganda y documentales en su contra para mantener “confiscadas a las instituciones” y tener “de rehén” al gobierno.

Te puede interesar: Solo un masivo fraude electoral puede evitar el cambio, advierte Batres

Opinó: “es una “minoría rapaz, se sienten amos de México y son responsables de la inseguridad y la violencia, porque se han dedicado a saquear y a robar”.

López Obrador también llamó “ingratos” a sus detractores porque “cuando les convenía apoyaron a (Enrique) Peña (Nieto, presidente de México), y ahora son los que más lo han ninguneado. Son siniestros; lo convirtieron En el payaso de las cachetadas”.

“Tengo información que este grupo tiene preferencia por otros candidatos. No quiero generalizar, pero algunos que avalan ese documento han impedido que haya una auténtica democracia en el país. Han ayudado en los fraudes electorales. Lo hicieron en 2006 y lo quieren hacer ahora. Esa es la discrepancia que tenemos”, aclaró.

En dos meses, “no los vamos a peseguir, porque no es mi fuerte la venganza, queremos justicia. Ya basta, han robado mucho, han destruido al país, háganse a un ladito”, convocó.

López Obrador también se dijo “totalmente abierto a la crítica” y aseguró que en su eventual gestión “habría respeto a la libertad de expresión”.

El candidato presidencial por el Movimiento de Regeneración Nacional y los partidos del Trabajo y Encuentro Social, aseguró a la industria que “no va a cancelar ninguna concesión de radio y televisión. No vamos a actuar de manera arbitraria, autoritaria. Vamos siempre a proceder de manera legal para que no haya malos entendidos”.

El país necesita un Estado de derecho y en ese tenor, refrendó los que comentó desde que ingresó al foro, que apoyará y respetará a los periodistas.

“Que no haya acoso, que no haya represión, que no se atente contra la vida de los informadores. Vamos a cuidarlos, a protegerlos”.

“Me gusta mucho la radio, es la campeona de las libertades, ahora están ayudando mucho el internet y las redes sociales pero la radio tiene su lugar”, manifestó.

En la sesión, se cuestionó la decisión de la alianza “Juntos Haremos Historia” de tener cercanía con la ex lideresa del magisterio institucional, Elba Esther Gordillo y de impulsar la a la candidatura de Napoleón Gómez Urrutia; el tabasqueño aseguró que no hay relación con la maestra y del líder minero en el exilio lo consideró “un perseguido del Gobierno”.

Finalmente, precisó que para “ahorrar” la revocación de mandato se consultará cada tres años con las elecciones intermedias y que el no llamará al un pacto sino a un acuerdo nacional para erradicar la corrupción.

Atorado en el pesado tránsito vehicular, López Obrador llegó 15 minutos tarde a la reunión con los industriales de la Radio y la Televisión, pero el retardo pudo haber sido mayor de no haber sido rescatando del embotellamiento por el reportero gráfico Carlos Mamahua del diario La Jornada, quién le dio un ‘aventón’ en su moto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.