Notimex

MÉXICO. Los representantes de los países integrantes del Grupo de Lima dieron un ultimátum al régimen de Nicolás Maduro en la República Bolivariana de Venezuela, por la grave situación que acontece en esta nación, por lo que llamaron a suspender las elecciones previstas para el 20 de mayo próximo.

De lo contrario, señalaron que los países podrían tomar una serie de acciones de manera colectiva o individual, después de esa fecha, en los ámbitos diplomático, económico, financiero y humanitario.

En ese tenor, los ministros y representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Finanzas de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, con la participación de España, y por videoconferencia el secretario de Estado de Estados Unidos y altos funcionarios del Departamento del Tesoro de este país, se reunieron con objeto de abordar la situación en Venezuela.

En un comunicado conjunto, los países participantes reiteraron la condena al régimen autoritario que prevalece en Venezuela, el cual, dijeron, ha violentado la institucionalidad democrática, el Estado de derecho, y el respeto a los derechos humanos, además de que ha convocado a un proceso electoral ilegítimo y carente de credibilidad.

En ese sentido, los representantes de las 14 naciones hicieron un último llamado al gobierno venezolano a suspender las elecciones generales previstas para el 20 de mayo próximo, ya que, señalaron, «han sido convocadas por una autoridad ilegítima, sin la participación de todos los actores políticos venezolanos, sin observación internacional independiente y sin las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, y democrático».

El documento leído por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, refiriere también que como resultado de la reunión de trabajo de los países miembros del Grupo de Lima, los participantes intercambiaron información, analizaron los posibles escenarios, e identificaron una serie de acciones que podrían tomar de manera colectiva o individual.

En materia de salud, dijo Videgaray Caso, la migración involuntaria de cientos de miles de venezolanos hacia los países vecinos y hacia toda la región, ha desatado brotes inesperados de sarampión, difteria, y paludismo.

«Seguiremos trabajando con el único objetivo, de que sean los propios venezolanos de manera democrática y legitima, que definan su futuro de forma libre y soberana», finalizó Luis Videgaray.

A su vez, el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, José Antonio González Anaya, señaló que esta séptima reunión del Grupo de Lima representa una enorme oportunidad para los ministros de finanzas, para proponer y acordar medidas complementarias para ayudar a resolver la situación.

La canciller de Canadá, Chrystia Freeland, anunció que su país contribuirá con 5.3 millones de dólares en fondos de ayuda humanitaria para responder a las necesidades de la crisis, donde 1.3 millones serán destinados a las necesidades de emergencia en Venezuela y comunidades en Colombia, que se centrarán en alimentos, nutrición, agua y asistencia sanitaria.

Mientras que los cuatro millones de dólares restantes, serán para los socios humanitarios en Latinoamérica y El Caribe, para responder a las necesidades más importantes en la región.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.