Foto ilustrativa.
  • Soyla, una estudiante de 49 años que culmina la preparatoria en Oaxaca y se prepara para ingresar a la Facultad de Derecho, narra cómo su perseverancia la acercó nuevamente a las aulas
Mayra Ricárdez

OAXACA, Oax. “La educación cambia la vida de las personas”, testifica con su historia Soyla García Ruiz, quien a sus 52 años se encuentra en entrega de trabajos finales en la Preparatoria No. 2 de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) donde cursó los tres años de este nivel educativo; en el 2015 inició sus estudios de preparatoria porque su meta es estudiar una carrera y ahora encamina sus pasos a la Facultad de Derecho perteneciente a la misma casa de estudios, donde se especializará en el área Fiscal, anuncia.

“Los maestros hacen una gran diferencia en la vida de las personas –señala- son un puente indispensable, lo fundamental será igual que para el resto, no dejar de prepararme”, comentó.

En un horario de 8:00 a 3:00 de la tarde, todos los días Soyla hizo el tiempo en su vida adulta para acudir a la preparatoria, los primeros meses tuvo que acercarse a sus profesores –mucho más jóvenes que ella- para pedirles que le dieran un trato igualitario, explicó.

Respecto a trabajos y tareas aseguró que no fueran condescendientes para que ella pudiera lograr su meta, la única petición fue tener espacio en la primera fila pues a esta edad la vista y el oído comienzan a fallar y sus maestros han entendido y apoyado su meta actual.

Soyla estudió la escuela primaria en 1975 en Nochixtlán, región Mixteca, casi cuatro décadas después regresa formalmente a las aulas, ahora inspirada por el amor de sus dos hijos y cuatro nietos. Relató que cuando era niña tuvo que abandonar la escuela por razones económicas y porque se casó muy joven, pero nunca abandonó la idea de cultivar su mente.

“A veces -confiesa- es la familia quien menos cree en uno, pero este es de los casos de perseverancia educativa que demuestran que mientras haya vida, hay oportunidad”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.