Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Economía lamentó profundamente y reprobó la decisión de los Estados Unidos de imponer aranceles de 25 por ciento a las importaciones de acero y 10 por ciento a las de aluminio provenientes de México a partir del 1 de junio, bajo el criterio de seguridad nacional.

“México ha indicado en reiteradas ocasiones que este tipo de medidas bajo el criterio de seguridad nacional no son adecuadas ni justificadas”, señala en un comunicado.

La Secretaría de Economía detalla que el acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros. México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

“Ante los aranceles impuestos por EEUU, México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación”, indicó.

La medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

La dependencia reiteró su apertura al diálogo constructivo con EEUU, su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.