Muxes de Juchitán también enfrentan discriminación

Naomy Méndez Romero, colectivo Ladxico Muxe, de Juchitán.
Citlalli López

OAXACA, Oax. En muchas partes del mundo se piensa que Juchitán, municipio de Oaxaca, es un lugar privilegiado para la comunidad gay, conocidos en la comunidad zapoteca como muxes.

La realidad dista mucho, ya que los muxes  poco a poco han decidido abandonar los roles que los limitan a labores domésticas para salir a la conquista de una profesión.

En ese terreno, explica Naomy Méndez Romero, presidenta de la organización Laxhido Muxe o Corazón afeminado, en español, Juchitán no es el paraíso transexual.

Entre la comunidad muxhe existen dos categorías principales: los muxhes gunna y los muxes ingú, el primer grupo se identifica con lo femenino y el segundo con lo masculino, los dos son altamente discriminados, pero como sucede en la heterosexualidad, las mujeres enfrentan mayores dificultades en todos los ámbitos.

En busca de romper estas realidades, Naomy concretó el proceso de cambio sexogenérico para ser legalmente reconocida como mujer, y de esta manera concluir sus estudios como ingeniera industrial, de lograrlo será la primera muxe gunna en tener una carrera considerada exclusiva de varones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.