Foto: ilustración
Citlalli López

OAXACA, Oax. Niñas, adolescentes y jóvenes de Oaxaca enfrentan un severo riesgo por rapto. Al menos dos episodios se han registrado en los últimos días en contra de universitarias.

Una de las víctimas relató un intento de este delito cuando caminada por la colonia La Joya, en el hecho una camioneta se emparejó a su paso, el conductor bajó el vidrio para advertirle que se iría con él.

“Me pasé la calle y cuando empiezo a caminar de nuevo veo que comienza a seguirme otra vez, entonces me asusté mucho y decidí voltear otra vez, baja el vidrio del copiloto y me dice ‘te vas a ir con conmigo’, entonces me asusté y seguí caminando, me vuelve a alcanzar se acerca y me dice ‘te vas a ir conmigo y no te estoy preguntando’. En esa parte de la gasolinera hay unos traileros, ahí se paran”.

La joven logró evitar el rapto corriendo lo más rápido que pudo, su caso indicó, no ha sido el único, sobre esa zona, de acuerdo a la versión de otras jóvenes este episodio se ha repetido en al menos una ocasión más.

El lugar a pesar del riesgo que representa para la población en general, no cuenta con vigilancia permanente.

El rapto es un delito en el cual se sustrae o retiene a una persona por medio de la fuerza, intimidación o fraude con la intensión de menoscabar su integridad sexual.

En Oaxaca de acuerdo con la plataforma de violencia feminicida de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, del 1 de diciembre de 2016 a la fecha suman 220 registros de mujeres desaparecidas, documentadas a partir de datos hemerográficos, en muchos de los casos se trata de mujeres entre los 14 y 26 años, ocurridos principalmente en ciudades grandes como San Juan Bautista Tuxtepec, Huajuapan de León, Santo Domingo Tehuantepec, Miahuatlán de Porfirio Díaz, entre otras.

De estos casos se desconoce cuántas mujeres han sido localizadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.