* La primera central nuclear flotante, cuenta con dos reactores y fue construida entre 2007-2018.

MVS

MOSCÚ. La primera central nuclear flotante de Rusia, Académico Lomonósov, ya navega por el Báltico. La polémica plataforma, que los ecologistas han bautizado como la “Chernóbil flotante” o el “Titanic nuclear” está siendo remolcada desde el astillero de San Petersburgo, donde fue construida, hasta una base en Múrmansk, una ciudad situada en el extremo noroeste de Rusia, según ha informado el dueño de la central, la compañía estatal rusa Rosatom.

La noticia de la inauguración de esta central nuclear flotante ha generado gran controversia. Por un lado, sus defensores argumentan que Académico Lomonósov es la materialización de un avance técnico que permitirá llevar energía a lugares remotos y abastecer de electricidad a poblaciones que no disponen de energía suficiente. Pero sus detractores subrayan el peligro de que una plataforma nuclear en el mar provoque accidentes como el que se produjo en Chernóbil.

Algunos expertos consideran que este tipo de centrales son vulnerables. Como no son embarcaciones autónomas, es decir, no pueden navegar por sí solas y deben ser remolcadas, pueden ser blanco relativamente fácil de terroristas. Además, su periplo por el Ártico ya con los reactores cargados entraña un peligro real para el ecosistema de la zona, según Greenpeace, ya que no se excluyen accidentes que podrían ser causados por un temporal.

Sin embargo, a pesar de los riesgos, hay al menos una docena de países interesados en este tipo de instalaciones. Pero en cualquier caso habrá que esperar a que la primera central nuclear flotante móvil pase su prueba de fuego en la lejana Chukotka.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.