Notimex

ESPAÑA. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, negó hoy que el gobernante Partido Popular (PP) sea corrupto como le acusa el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y en lo que basa la moción de censura en su contra.

El mandatario respondió de ese modo al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos en el debate de moción de censura en el Congreso de los Diputados, que promueven los socialistas para remover al mandatario del cargo.

“Les reconozco que en el PP ha habido corrupción, lo reconozco, una vez más. Pero el PP no es un partido corrupto aunque esto les disguste. Tal vez por esto los electores nos renuevan su confianza y hemos ganado en las tres elecciones legislativas desde que se conocen estos hechos”, dijo Rajoy.

El PSOE presentó la moción contra Rajoy debido a la sentencia del caso de corrupción conocido como “Gürtel” que afecta al PP como parte de una trama político empresarial de contratos irregulares, influencias y favores personales.

“Dicen en el texto de su moción lo contrario de la sentencia. No hay condena penal al Gobierno de España o al PP”, afirmó Rajoy.

Aseguró que la sentencia solo se establece una responsabilidad civil como partícipe a título lucrativo para el PP, por unos hechos en dos ayuntamientos madrileños hace 15 años.

“Este hecho es el que ignoran y pretenden ocultar con expresiones antisonantes como falsas que la sentencia a ningún miembro del gobierno que ustedes censuran”, expresó el mandatario.

Antes que Rajoy, Ábalos presentó la moción como una manera de evitar que siga en el gobierno un partido político condenado por los casos de corrupción que le afectan.

Al inicio este jueves del debate de la moción yque continuará mñana viernes, el PSOE cuenta con sus 84 diputados, más 67 de Unidos Podemos, uno de Nueva Canarias y cuatro de Compromís, con lo que suma 156 de los 350 escaños de la cámara.

Para que la moción prospere necesita al menos 176 votos a favor, por lo que Sánchez negocia con varios de los partidos políticos que aún no deciden su voto, a los que intenta convencer.

En contra están el PP, Ciudadanos y Coalición Canaria que suman 170 votos, mientras es una incógnita el resto de formaciones políticas.

La presión se centra en el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que tiene cinco diputados y que no desvelará el sentido de voto sino hasta después de haber escuchado el programa del PSOE en el debate de este jueves.

La misma posición de espera también la adoptó el Partido de los Demócratas Catalanes (PdeCat), del independentista Carles Puigdemont y con ocho escaños, así como Esquerra Republicana de Cataluña, con nueve diputados y los dos diputados independentistas vascos de Eh Bildu

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.