Sección 22 en las instalaciones de la terminal ADO/Foto: Jorge Luis Plata
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Al considerar que las respuestas del gobierno estatal a su pliego de demandas han sido nulas e insuficientes, el magisterio disidente de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordó cerrar nuevamente a partir de hoy lunes el aeropuerto internacional de Oaxaca, la terminal de autobuses de primera clase y la caseta de peaje Huitzo de la supercarretera Cuacnopalan-Oaxaca.

Además, determinó extender sus bloqueos a la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Pemex Refinación, en el municipio conurbado de Santa María El Tule.

Los delegados sindicales no descartan el bloqueo comercial a tiendas de autoservicio, almacenes, franquicias o la obstrucción de los servicios públicos en dependencias de gobierno federal y estatal, como medida de presión a las autoridades.

También, convino ampliar el plantón del Zócalo de la ciudad de Oaxaca de manera permanente en los lugares donde se realicen los bloqueos.

De igual manera, reiteró participar con un 20 por ciento de sus bases en el plantón que instalarán las secciones adheridas a la CNTE, en la Ciudad de México, por el inicio del paro nacional.

Ayer domingo a temprana hora, la representación de maestros oaxaqueños partió con destino a la capital del país; algunos se fueron en autobuses, otros en vehículos particulares. Los militantes habrán de apostarse en la Secretaría de Gobernación, en la colonia Cuauhtémoc, donde insistirán en su demanda de la abrogación a la reforma educativa y la cancelación a las evaluaciones docentes, entre otros puntos.

Segunda semana de movilizaciones en las calles

Por lo pronto, al dar a conocer la agenda de movilizaciones, los profesores disidentes advierten continuar con la segunda semana de movilizaciones en la ciudad de Oaxaca, con afectaciones a la vida económica y comercial.

Como se recordará la Sección 22 inició una semana antes el paro indefinido de labores, programado para el 4 de junio, por un supuestos acuerdo de la mayoría de los trabajadores de las diferentes regiones del estado, aunque, el monitoreo diario del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) constató que el llamado a la suspensión de clases fracasó.

El 1 de junio, reportó que el 96 por ciento de las 13 mil 300 escuelas de educación básica en la entidad se reportaron en clases con normalidad y sin incidentes.

La dependencia verificó la asistencia a las escuelas de docentes y alumnado, tanto en localidades rurales como urbanas.

Y, es que a lo largo de la semana pasada, muchos docentes paulatinamente fueron regresando a las aulas para cumplirle a miles de estudiantes de educación básica que pronto concluirán el ciclo escolar 2017-2018.

Durante la primera semana de movilizaciones, del 28 de mayo al 1 de junio, a través de redes sociales, las corrientes magisteriales evidenciaron lo que llamaron “las torpezas de la Comisión Política, del Comité Ejecutivo y de la Asamblea Estatal, porque en el estado “hay un sin fin de escuelas trabajando”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.