Patricia Briseño

OAXACA, Oax. La Organización de Estados Americano (OEA) alertó en abril pasado sobre el crecimiento exponencial de  los asesinatos de políticos en campaña en México.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, comentó que en promedio cae asesinado un candidato cada cuatro o cinco días, por lo que consideró “un ambiente de violencia absolutamente inaceptable en un proceso electoral”.

De septiembre de 2017 a la fecha se contabilizan más de 100 asesinatos de candidatos, de estos, 17 correspondieron a mujeres; “situación que limita el ejercicio de los derechos político electorales de las mujeres”.

Los atentados armados ocurrieron cerca de Navidad y Año Nuevo, sin embargo, con el avance de la campaña electoral la cifra de homicidios políticos sigue elevándose.

En Oaxaca, desde el arranque del proceso electoral 2018 -el 6 de septiembre del año pasado-  las agresiones armadas tocan igualmente a  candidatos y militantes del PRI,  PRD, PAN y Morena, entre otros.

Ante esta escalada de inseguridad y violencia que ha marcado el presente proceso electoral, mujeres activas políticamente lanzaron una convocatoria  en redes sociales a sumarse a una concentración pacífica en las planchas de los zócalos de todas las entidades federativas y municipios del país, el próximo jueves 14 de junio a las cinco de la tarde. (hora del centro).

La demanda central con las etiquetas #AltoALaViolenciaPolitica y #NoEsElCosto es para exigir, de manera unida y pacífica “un alto a los asesinatos y distintas expresiones de violencia política contra las mujeres en el ejercicio de sus derechos”.

“Es urgente reconocer que los derechos político electorales de las mujeres en nuestro país, derechos que se han obtenido a partir de la lucha y la persistencia de mujeres y hombres que han comprendido que el desarrollo democrático del país implica la participación y apropiación del espacio público y político en igualdad de condiciones”, refiere el documento que empezó a circular la tarde del pasado martes.

“Hacemos un llamado a los partidos políticos, autoridades, a las y los actores involucrados, así como, a la ciudadanía en general, a tomar conciencia de que la violencia política contra las mujeres por razón de género es real y es grave”.

Hasta el momento, ningún ciudadano o colectivos se han acreditado la iniciativa -que se presume apartidista- de reunirse en las plazas cívicas y a vestir de blanco.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.