ONG exige en la ciudad de Oaxaca garantizar aborto legal/Foto: Jorge Luis Plata (Archivo).
Citlalli López

OAXACA, Oax. En tres años 31 oaxaqueñas fueron denunciadas por haberse practicado un aborto. Las cifras del secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Nacional de Seguridad Pública en su registro de incidencia delictiva, del fueron común en Oaxaca precisa que durante el 2016 se abrieron 16 expedientes, 15 en el 2017 y en lo que va del 2018 han sido cinco.

Clasificado por el secretariado como un delito que atenta contra la vida y la integridad, el registro no explica si las mujeres fueron procesadas o forman parte de los registros de quienes recurrieron a la interrupción legal del embarazo por violación.

Para el estado en estos casos, las mujeres también cometieron un delito pero “son perdonadas por el estado”, ironizó la abogada y asesora legal de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar Mexfam, Esmeralda Leizer Ferrerra.

Bajo los criterios del secretariado, el aborto como delito contra la vida y la integridad, está clasificado a la par del homicidio, feminicidio y lesiones.

Hasta antes del 2010, el aborto estaba completamente penalizado. El 12 de agosto el Congreso del Estado de Oaxaca reformó diversos artículos al Código Procesal Penal y de Procedimientos Penales en donde autorizan la despenalización del aborto por violación, riesgo de muerte de la madre, malformación del producto y otro denominado imprudencial, que se refiere al aborto de manera accidental.

Leizer Ferreira explicó que la tipificación del aborto en Oaxaca, está constituido en una base religiosa porque establece que el aborto es la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez.

La concepción expuso, es un término eclesiástico que protege a un ser que no existe ya que el embarazo ocurre con la implantación, después de la fecundación del óvulo.

“A las mujeres se nos criminaliza por abortar”, señaló.

Por otro lado, agregó, en estados como Oaxaca, la penalización del aborto también representa una violación a los derechos humanos, porque no se garantiza una educación sexual ni métodos anticonceptivos para evitar los embarazados no deseados.

En Oaxaca, igual que en otros cinco estado del país, las penas van desde los cuatro meses y los dos años de prisión a las mujeres que aborten de manera voluntaria, siempre y cuando señalan, no tengan “mala fama”, si el juez considera lo contrario, la pena puede ser hasta de cinco años.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.