Notimex

TEXAS. El Proyecto de Derechos Civiles de Texas (TCRP),  una organización sin fines de lucro que presta ayuda legal a inmigrantes, informó hoy que por primera vez desde el pasado 24 de mayo, ningún padre acusado de cruzar ilegalmente la frontera en el sur de Texas ha sido separado de sus hijos.

El abogado Efrén Olivares, director de justicia económica del TCRP, indicó en rueda de prensa que el hecho de que no se haya acusado en la Corte Federal de McAllen, Texas, a ningún inmigrante en las últimas horas, parece ser “una consecuencia de un cambio en la política (migratoria) por parte del gobierno”.

El presidente Donald Trump emitió el pasado miércoles una orden ejecutiva para poner fin a la separación de niños de padres migrantes, detenidos como parte de su política de cero tolerancia a quien cruce la frontera de manera ilegal.

Olivares y otros miembros de TCRP han entrevistado a inmigrantes adultos para dar seguimiento a su situación y la de sus hijos, así como para buscarles abogados pro bono que los representen en sus casos de petición de asilo.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Interna (DHS) revelaron este viernes a la cadena de televisión NBC News que unos 500 niños migrantes ya fueron reunidos con sus padres, de los dos mil 340 que en las últimas semanas fueron separados de sus familias en la frontera de Estados Unidos con México.

Sin embargo, Olivares señaló que el personal de TCRP ha tenido contacto con 381 migrantes que fueron separados de sus hijos y ninguno había confirmado su reencuentro, aunque reconoció que algunos menores fueron colocados con éxito en hogares temporales o incluso con familiares en Estados Unidos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.