Fotografía: archivo Jorge Luis Plata
Citlalli López

OAXACA, Oax. Menos lluvia y más calor, así es como se expresa el fenómeno natural llamado canícula, presente actualmente en territorio oaxaqueño. En ese lapso estacional la precipitación pluvial disminuye alrededor del 35 por ciento, situación que puede ocasionar daños a la actividad agrícola, principalmente en el cultivo del maíz y el frijol, señaló el meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca, Cutberto Ruiz Jarquín.

La intensidad de este fenómeno natural puede variar dependiendo de la región del país, en el caso particular del estado de Oaxaca, con excepción de 2017, ha estado presente en los últimos 25 años.

La canícula –dijo- se refleja con un estrés hídrico en las plantas y cultivos supeditados al temporal de lluvias.

De la misma manera se refleja en el nivel de las presas, ríos y otros cuerpos de agua, sin embargo, expuso, lo anterior no quiere decir que las lluvias se van a ausentar, puede haber eventos extremos meteorológicos de corta duración que pueden generar precipitaciones en corto tiempo.

“Se le conoce como canícula, regularmente es una sequía intraestival, es decir, entre estaciones, disminución en la lluvia y aumentos en la temperatura”, explicó el meteorólogo.

Aunque no es posible determinar con exactitud la fecha de inicio de la canícula, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca calcula que ésta se estableció en territorio oaxaqueño desde la semana pasada y permanecerá hasta mediados de agosto.

Algunos investigadores asocian la canícula con el fenómeno de El Niño, dos eventos naturales completamente diferentes, dijo. El Niño tienen una frecuencia de ocurrencia de cinco años, en tanto que la canícula es recurrente cada año en el estado de Oaxaca.

Lo anterior –agregó- debe de llevar a las personas tomadoras de decisiones a establecer nuevas formas de sembrar y regar para hacer cultivos resistentes a la sequía.

Aun cuando la canícula trae como consecuencia el incremento de la temperatura, ésta no alcanzará valores tan altos como los que se presentaron durante la temporada de estiaje en donde la zona del Istmo de Tehuantepec llegó hasta los 45 grados centígrados.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.