Notimex

WASHINGTON. Una ola de incendios forestales en los estados de California y Oregon destruyó 40 edificaciones, dejó al menos un muerto y arrasó más de 34 mil hectáreas de pastizales, informaron hoy autoridades estadunidenses.

En una casa de Hornbrook, en el condado rural californiano de Siskyou, fue encontrada una persona muerta, luego que las autoridades ordenaron la evacuación de la zona ante la amenaza de los incendios forestales.

Desde el sábado pasado los inciendios han arrasado unas 34 mil 800 héctareas y los bomberos aún trabajan para controlar las llamas.

Pero, la ola de calor que registra el estado, con temperaturas superiores a los 43.3 grados centígrados así como la sequia, dificultan el combate a los incendios.

Desde el viernes, nuevos incendios se han esparcido en los condados de Santa Bárbara y San Diego y al este de Los Ángeles, que amenazan residencias y han provocado evacuaciones.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia para el condado de San Diego, donde un incendio forestal ha destruido al menos 18 esctructuras en la comunidad de Alpine, según funcionarios locales.

En el Condado de Santa Bárbara se declaró también una emergencia, luego que el fuego arrasó otras 20 edificaciones en el la comunidad de Goleta.

En Goleta se ordenaron evacuaciones, mientras el fuego se dirigía a las áreas residenciales, dijo el capitán de bomberos del condado, Dave Zaniboni, en declaraciones a la radio KNX-AM.

Esta área se encuentra al norte de donde se produjo el incendio “Thomas” en diciembre pasado que destruyó más de mil edificios en los condados de Ventura y Santa Bárbara.

Los nuevos incendios se producen cuando en el sur de California el pronóstico del servicio meteorológico indicó que este sábado seguirá el clima cálido para gran parte del área.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.